Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más recortes en Grecia

En una ajustadísima y tensa votación, Grecia ha aprobado el último paquete de medidas de austeridad. Más recortes, privatizaciones y una nueva subida de impuestos, con el fin de que el Eurogrupo de luz verde a una nueva etapa del tercer rescate.

Una inyección de algo más de 5.000 millones de euros que el gobierno heleno necesita con urgencia para pagar las pensiones y los sueldos de los funcionarios.

El Parlamento ha dado luz verde a la denominada ley escoba y lo ha hecho por la mínima, solo dos votos por encima de la mayoría, con el sí de Syriza y de sus socios de gobierno, Griegos Independientes.

Una ley  que ha tenido la respuesta ciudadana, en forma de manifestaciones y que incluye la subida de impuestos indirectos como el IVA, de los impuestos especiales del tabaco o gasolina y el gas para la calefacción, y crea un organismo para iniciar las privatizaciones.