Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los países reducen su arsenal nuclear pero modernizan su armamento, según un informe

El número de armas nucleares en el mundo ha caído en el último año, pero los países siguen sin renunciar a sus arsenales y siguen modernizando el armamento que acumulan, según un informe del Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI) que da cuenta de los lentos progresos.
A principios de 2016, Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Francia, China, India, Pakistán, Israel y Corea del Norte acumulaban 15.395 armas nucleares, ligeramente por debajo de las 15.850 que tenían un año antes. Rusia y Estados Unidos suman la inmensa mayoría de este arsenal, con unas 7.000 armas cada uno --más del 93 por ciento del total--.
En cuanto a las cabezas nucleares desplegadas de forma operativa, en el mundo habría unas 4.120, de las cuales unas 3.700 corresponden a Estados Unidos y Rusia. Estos últimos países, además, tienen en marcha "amplios y caros programas de modernización" nuclear, según el comunicado del SIPRI.
La organización ha apuntado que Estados Unidos prevé gastar 348.000 millones de dólares entre 2015 y 2024 y que, en los próximos 30 años, el desembolso podría alcanzar el billón de dólares. Un coautor del informe, Hans Kristensen, ha lamentado que el "ambicioso" plan de modernización del Gobierno de Estados Unidos contrasta con el compromiso del presidente, Barack Obama, de reducir el número de armas nucleares.
Por su parte, India y Pakistán están ampliando sus arsenales y las capacidades de lanzamiento con misiles, mientras que Corea del Norte tendría suficiente material fisible para diez cabezas nucleares, si bien no está claro si el régimen de Kim Jong Un ha llegado a fabricar o desplegar armas operativas.
La jefa del Proyecto de Armas Nucleares de SIPRI, Shannon Kile, ha advertido de que a pesar de la reducción en el número de armas y, en vista de los datos expuestos en el informe, "las perspectivas de progreso real hacia un desarme nuclear se mantienen poco claras". "Todos los países con armas nucleares continúan priorizando la disuasión nuclear como piedra angular de sus estrategias de seguridad nacionales", ha añadido.