Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los niños refugiados llegan a Europa con hipotermia y congelación

Hasta 15 centímetros de nieve y temperaturas que podrían llegar a alcanzar los 20 grados bajos soportan los refugiados, procedentes de Siria, Irak o Afganistán que cruzan los Balcanes con el sueño europeo en mente. "Los niños lo están pasando muy mal", nos cuenta un padre sirio de tres menores en un albergue de 'Save The Children' en la frontera con Serbia. Los pequeños llegan con hipotermias, congelación, labios morados, en shock y temblando de frío. Los trabajadores humanitarios denuncian que, a pesar de las gélidas temperaturas un millar de refugiados cruzan cada día a la isla griega de Lesbos. Los casos de neumonías y enfermedades respiratorias graves encienden ya todas las alertas.