Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unas 2.000 refugiados sudaneses llegan a Etiopía huyendo de los bombardeos

Casi 2.000 refugiados sudaneses han llegado al oeste de Etiopía huyendo de los bombardeos que están realizando los aviones del Ejército de Sudán en el estado de Nilo Azul, según ha informado este viernes el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).
Un portavoz de ACNUR, Adrian Edwards, ha declarado en la sede de la ONU en Ginebra que la mayoría de estas personas están entrando por la zona de Kurmuk, donde se ha reforzado la seguridad. "La mayoría de los recién llegados son mujeres, niños y personas mayores", ha precisado.
Según los datos del organismo, unas 28.700 personas han salido de Nilo Azul desde que comenzaron los enfrentamientos. El Ejército sudanés está luchando contra el grupo rebelde Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán-Norte (SPLM-N) en el estado de Kordofán del Sur desde el pasado junio, y en septiembre los combates se extendieron a Nilo Azul.
Los refugiados han contado al personal de ACNUR que han tenido que salir de Sudán por los bombardeos que han llevado a cabo los aviones Antonov o por temor a los que puedan realizar en zonas como Bau, Sali y Dinduro, entre Kurmuk y Damazine, la capital de Nilo Azul.
"Además, según varias informaciones, milicias armadas situadas en el lado sudanés del paso fronterizo de Kurmuk han aconsejado a la gente que se marche, posiblemente ante la posibilidad de una ofensiva terrestre", ha añadido.
Según Edwards, algunas de las personas que han llegado en los últimos días a Etiopía han afirmado que estuvieron caminando durante tres semanas, y otras han dicho que estuvieron viviendo durante varias semanas en el monte en Dinduro, una zona que fue ocupada por grupos armados, antes de recorrer 64 kilómetros para llegar a Kurmuk.
"Un hombre llegó con heridas de metralla y fue trasladado a un hospital de Assosa", ha indicado. Además, ha agregado que, según unos refugiados procedentes de Derring, una milicia armada secuestró a varias mujeres y niñas hace seis semanas y que dos niñas murieron después de ser violadas repetidamente.
LLEGARÁN MÁS
El portavoz ha señalado que "dada la situación actual en Nilo Azul, se prevé que lleguen más refugiados a Etiopía" y que ACNUR está animando a algunos a que se trasladen al campo de refugiados de Tongo, a unos 200 kilómetros de Kurmuk. Otros están en el campo de Sherkole o han sido acogidos por familias etíopes que viven cerca de la frontera.
El objetivo es ampliar el campo de refugiados de Togo y se está estudiando la posibilidad de establecer otros nuevos.
ACNUR ha pedido 10 millones de dólares (más de 7 millones de dólares) para atender las necesidades más urgentes de quienes han tenido que escapar de Nilo Azul y apoyar a Etiopía, que actualmente "acoge a más de 174.000 refugiados somalíes, 90.000 de los cuales han llegado este año", ha dicho Edwards.
"Hasta ahora, para la emergencia en Sudán hemos recibido 500.000 dólares (más de 352.000 euros), el 5 por ciento. Instamos a la comunidad internacional a mejorar su respuesta a esta crisis, que es cada vez de mayor magnitud", ha manifestado.