Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El régimen de Al Assad habría planeado los ataques con gas sarín el pasado verano

El ex encargado de negocios de la Embajada de Siria en Londres Jaled al Ayoubi ha revelado este domingo que el régimen de Bashar al Assad planeó los ataques con armas químicas el pasado verano, en una entrevista concedida a la cadena británica Sky News.
En sus primeras declaraciones a la prensa extranjera, Al Ayoubi ha explicado que el régimen de Al Assad planeaba llevar a cabo un ataque con armas químicas el pasado verano, pero que la intervención del Gobierno de Reino Unido lo impidió.
Al parecer, durante las última quincena de julio de 2012 las autoridades británicas recibieron información que apuntaba a que el Gobierno sirio estaba preparado para empezar a usar armas químicas contra las fuerzas rebeldes que rodeaban Damasco.
"(Las autoridades británicas) me llamaron y me pidieron que entregara un mensaje al Gobierno sirio diciendo que tenían información de que pretendía usar armas químicas contra la población civil y que eso era inaceptable", ha relatado.
"Entregué el mensaje al Gobierno sirio y me envió una respuesta diciendo que las armas químicas estaban seguras, almacenadas y controladas por el Ejército sirio para ser usadas solamente en caso de agresión de un país extranjero", ha añadido.
El ex encargado de negocios ha considerado que, "gracias a que hubo condenas de numerosos países en ese momento, el Gobierno sirio desistió de sus planes y no lanzó un ataque químico contra la oposición".
Por otro lado, Al Youbi ha expresado su descontento, y el de otros activistas sirios, por la negativa de la Cámara de los Comunes a participar en una eventual intervención militar en Siria para responder al supuesto uso de armas químicas.
"(El líder del Partido Laborista) Edd Miliban ha dicho que debe haber una solución diplomática, pero no se puede ser diplomático con Al Assad, es peor que Adolf Hitler. Hitler no usó armas químicas contra su propio pueblo", ha dicho.
Así, ha advertido de que "el Partido Laborista se encontrará a sí mismo en el lado equivocado de la historia". "¿Cómo pueden sentarse y permitir que mueran miles de inocentes sirios?", ha cuestionado.
"Si no hay castigo, si (Al Assad) no ve que hay consecuencias graves por matar con armas químicas, las utilizará una y otra vez", ha alertado el ex encargado de negocios.
INFORMANTE DE REINO UNIDO
Al Ayoubi, un kurdo que se incorporó a la carrera diplomática siria en 2001, dimitió en julio de 2012 después de haber proporcionado información a Reino Unido sobre las intenciones del régimen de Al Assad.
"Cuando decidí dimitir, recibí mensajes de gente del Gobierno sirio en los que me decían que si me veían caminando solo por las calles de Londres me matarían", ha recordado.
Por ello, las autoridades británicas le proporcionaron a él y a su familia --su esposa y sus dos hijos-- una casa segura a las afueras de Londres, donde ha permanecido escondido y en silencio hasta ahora.
Al Ayoubi ha adelantado que solicitará el asilo político a Reino Unido alegando que, de ser repatriado, tanto él como su familia podrían ser víctimas de una persecución política.
ESCALADA DE TENSIÓN
Debido al bloqueo en el Consejo de Seguridad, máximo órgano ejecutivo de Naciones Unidas, Estados Unidos y sus aliados han comenzado a plantearse la posibilidad de intervenir militarmente en Siria sin el visto bueno de la organización internacional.
Fuentes del Gobierno estadounidense han aseverado a la cadena NBC que la acción militar contra Siria sería inminente. Al parecer, iría dirigida contra objetivos concretos, por lo que apenas duraría tres días. Su finalidad sería enviar un mensaje al régimen de Al Assad.
El presidente estadounidense, Barack Obama, ha enviado un proyecto de ley al Congreso para recabar su apoyo a una intervención militar en Siria con el fin de "disuadir, interrumpir, prevenir y rebajar" potenciales ataques químicos.
De momento, Estados Unidos solamente cuenta con el apoyo expreso de Francia, cuyo presidente, François Hollande, ha expresado su disposición a formar parte de una "amplia coalición internacional" para evitar que la "masacre química" en Siria quede impune.
En cambio, Reino Unido ha descartado su participación en una eventual intervención militar en Siria tras el rechazo de la Cámara de los Comunes --con una mayoría de 13 votos-- a la propuesta del Gobierno de David Cameron en este sentido.
ATAQUE QUÍMICO
Las alarmas saltaron el pasado 21 de agosto, cuando las tropas gubernamentales lanzaron un ataque químico sobre Damasco dejando cientos de muertos y miles de afectado, según han denunciado activistas y opositores.
Este supuesto ataque químico ha activado el engranaje de la política internacional permitiendo que, tras meses de espera, finalmente un grupo de expertos de Naciones Unidas llegara a Siria para investigar estas denuncias sobre el terreno.
El Gobierno sirio ha dado su visto bueno, permitiendo el acceso irrestricto de los expertos de la ONU a todo el territorio, a pesar de que hasta ahora se había negado a que investigaran también las denuncias de la oposición.
El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha pedido calma a la comunidad internacional para permitir que los inspectores completen su trabajo. El grupo de expertos abandonó territorio sirio el pasado sábado y se espera que presente sus conclusiones este lunes.