Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una réplica de 5,4 grados sacude la provincia de Van

Una réplica de 5,4 grados en la escala Richter ha sacudido nuevamente este martes la provincia turca de Van (sureste), según ha informado el Instituto y Observatorio Kandilli de Investigación de Terremotos, dos días después de que un temblor de 7,2 grados dejara al menos 432 muertos.
Según este instituto, el epicentro del nuevo seísmo ha sido localizado en Degirmenozu, entre la ciudad de Van, y la localidad de Ercis, la más afectada por el terremoto del domingo.
Por su parte, la Administración de Desastres y Emergencias turca ha ofrecido un nuevo balance de la tragedia que cifra en 432 los muertos y 1.352 los heridos. Además, el seísmo del domingo en Van ha provocado el derrumbe de 2.262 edificios, la mayoría en Ercis, una ciudad de 100.000 habitantes.
Entretanto, continúan las labores de rescate. Una bebé de solo 14 días ha sido rescatada con vida de entre los escombros de su casa 46 horas después del terremoto, según pudo comprobar Reuters.
La niña estaba en brazos de su madre, que también ha sobrevivido pero sigue atrapada entre los restos de su apartamento. Los rescatadores encontraron a la madre, que abrazaba a la bebé contra su pecho, y a la abuela, que también estaba viva. Se desconoce la suerte que haya podido correr el padre, quien también estaba en el edificio en el momento del terremoto.
"Estoy excitada, es todo lo que puedo decir, que Dios las proteja", afirmó a Reuters la otra abuela, Sevim Yigit, con los ojos llenos de lágrimas. La niña se llama Azra y nació hace dos semanas, explicó la abuela.
Las numerosas personas que se habían reunido en el lugar empezaron a aplaudir después de que un socorrista saliese al exterior con la niña entre sus brazos. Posteriormente, los familiares del bebé le rodearon en el momento en que la depositaba en una ambulancia.
La familia había quedado atrapada tras el hundimiento de un edificio de apartamentos a causa del terremoto. "Llevamos 48 horas esperando", declaró un adolescente cuya madre sigue desaparecida. "Espero que mi madre y mi tía sean rescatadas también", añadió.