Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El máximo representante de China en Hong Kong achaca los últimos disturbios a "separatistas radicales"

El máximo representante de China en Hong Kong, Zhang Xiaoming, ha tildado este lunes de "separatistas radicales" con "inclinaciones hacia el terrorismo" a los participantes en los enfrentamientos con la Policía durante la retirada de puestos ambulantes ilegales en uno de los principales barrios de la ciudad.
"Nosotros, como muchos habitantes de Hong Kong, estamos consternados por los disturbios en Mong Kok. Condeno firmemente los actos violentos e ilegales de estos matones", ha dicho, según ha informado el diario 'South China Morning Post'.
"No permitiremos que este número muy pequeño de separatistas radicales destruyan el Estado de Derecho en Hong Kong", ha añadido, recalcando que "la justicia prevalecerá sobre cualquier tipo de mal".
La violencia estalló durante la madrugada del lunes en medio de los intentos de los inspectores de higiene y alimentación por retirar los puestos en el cruce entre las calles Portland y Shan Tung, en el distrito de Mong Kok.
La colocación de estos puestos ambulantes en la zona de Mong Kok es habitual durante todo el año, y especialmente en el marco de las celebraciones del Año Nuevo, pero las autoridades han decidido actuar en esta ocasión.
En total, las autoridades de Hong Kong han imputado este jueves a 37 de los 64 detenidos por participar en los enfrentamientos contra, tras lo cual fueron puestos en libertad bajo fianza y se les prohibió acercarse a las zonas en donde sucedieron los altercados.
Tres de los acusados son estudiantes de la Universidad de Hong Kong, en donde se originaron las protestas de 2014, según ha confirmado el líder del sindicato estudiantil de la propia universidad, Billy Fung.
Durante las protestas de 2014 surgió el movimiento 'Occupy Central' con el objetivo de reclamar para la población hongkonesa el derecho pleno a elegir a sus líderes y que supuso un desafío inédito a la autoridad de Pekín.