Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los equipos de rescate han recuperado 30 cadáveres del avión siniestrado en el Líbano

Un avión etíope ha desaparecido esta madrugada en el mar Mediterráneo, frente a las costas de Líbano, después de perder el contacto con la torre de control después del despegue. Viajaban 8 tripulantes y 82 pasajeros, 31 de ellos etíopes, y el resto libaneses, turcos, británicos y franceses, entre otras nacionalidades. Los equipos de rescate ya han recuperado 30 cuerpos.

 

Los equipos de rescate que buscan supervivientes del avión etíope que se estrelló anoche frente a las costas del Líbano ya han recuperado 30 cadáveres, según ha informado el ministro de Defensa libanés, el último de ellos el de la ciudadana cubana Marla Sánchez, esposa del embajar de Francia de Beirut, Denis Pietton.
Según fuentes oficiales citadas por la televisión local, los cuerpos están siendo trasladados al hospital militar para confirmar su identidad antes de avisar a sus familiares.
Las labores de rescate se están desarrollando en aguas frente a la población de Naameh y el barrio capitalino de Jalde, en el sur de Beirut, en medio de unas adversas condiciones climatológicas, con viento y fuerte oleaje.
El primer ministro libanés, Saad Hariri, ha anunciado que su Gobierno ha pedido la ayuda de Chipre, Estados Unidos y Francia para encontrar posibles supervivientes. "No descansaremos hasta encontrar la 'caja negra' para saber cómo sucedió el accidente", ha declarado el jefe del Gobierno libanés a los periodistas en el aeropuerto internacional de Beirut, desde donde sigue de cerca las operaciones.
El avión de Ethiopian Airlies, con destino Adis Abeba, cayó a unos 3,5 kilómetros de la localidad costera libanesa de Naameh, con 92 personas a bordo, 54 libanesas y otras 38 de nacionalidades diferentes, entre ellos etíopes, sirios, canadienses, rusos y franceses, además de 7 tripulantes.
El presidente libanés, Michael Suleiman, ha descartado, en una rueda de prensa, que se tratara de un atentado terrorista y ha asegurado que los equipos de rescate están haciendo todo lo posible por localizar supervivientes.
Fuentes del Ministerio de Defensa del Líbano han dicho al canal privado de televisión LBC que los cadáveres recuperados hasta las 9.30 hora local (08.30 hora española) eran diez.
El primer ministro libanés, Saad Hariri, ha anunciado un día de duelo nacional por las víctimas del avión, que se ha estrellado poco después de despegar del aeropuerto de Beirut, hacia las 4.00 hora local (03.00 de la madrugada hora española) por razones aún desconocidas.
Hariri y el ministro del Interior, Ziad Barud, se han trasladado al aeropuerto para seguir las operaciones de salvamento, de acuerdo a las imágenes mostradas por la televisión libanesa.
Girma Wake, director general de Ethiopian Airlines, informó en rueda de prensa en Addis Abeba, en la sede de la compañía, que la aerolínea ha contratado en Londres un equipo especial de rescate, que volará hoy mismo al Líbano para unirse a las operaciones.
Además, precisó que un equipo de 14 personas -de las autoridades de aviación etíopes, servicios de inteligencia, personal médico y directivos de la aerolínea- ha viajado ya a Beirut para estudiar lo sucedido y unirse a las investigaciones y operaciones de rescate.
Francia, por su parte, ha enviado un avión de patrulla marítima al lugar del Mediterráneo. Además del avión, que partió de Chipre a media mañana, Francia colaborará con Líbano en la investigación del accidente
BQM / IM
 
Equipos de rescate