Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El secretario general de la OEA es partidario de readmitir a Cuba en este organismo

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, dijo hoy en Montevideo que es "partidario" de revocar la resolución de 1962 por la que se expulsó a Cuba de este organismo.
Insulza manifestó esta postura en declaraciones a los medios tras firmar en la capital uruguaya la adhesión de la OEA a un acuerdo de cooperación energética regional liderado por la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI).
"No soy partidario de hacer ninguna negociación, simplemente soy partidario de revocarla (la resolución) porque creo que es obsoleta", manifestó Insulza, quien destacó que dicho documento "habla, entre otras cosas, de la incompatibilidad de los gobiernos marxistas-leninistas" con las políticas del organismo.
Cuba fue expulsada de la OEA en 1962, después de que anunciara su decisión de abrazar el comunismo.
"Espero que los países que todavía no tienen relaciones con Cuba las vayan normalizando adecuadamente", añadió Insulza.
El político chileno subrayó que su postura no parte de "un juicio del régimen cubano", sino que "es simplemente hacer las cuentas con la realidad".
El secretario general recordó que "31 de los 34 miembros de la OEA tienen relaciones diplomáticas normales con Cuba, uno las tiene solamente consulares y dos nos las tienen", por lo que consideró "absurdo" mantener la suspensión de la isla "por cosas que pasaron hace 50 años".
El tema cubano podría estar en la agenda de la reunión que los estados miembros de este organismo mantendrán el próximo abril en Trinidad y Tobago y a la que también aludió hoy Insulza.
El político subrayó respecto a la reunión que "el entusiasmo por la democracia lo comparten hoy día todos los países de las Américas", algo que, según dijo, "nunca había ocurrido".
"Los 34 que se van a sentar en la mesa en Trinidad y Tobago del 17 al 19 de abril han sido elegidos de manera democrática, no hay nadie que esté cuestionado", apostilló.
El secretario de la organización interamericana consideró que América Latina comparte "la convicción de volver a dar a las políticas públicas el papel que tienen" y comprende "la necesidad de que el Estado asuma tareas mucho más relevantes en la conducción de la sociedad y en la solución de los grandes problemas".
Insulza también destacó que, "en la perspectiva global, éste es el continente más pacífico del mundo" y consideró que "existe voluntad unitaria, más allá de problemas ideológicos, que, por cierto, los hay".
Además, advirtió de los problemas de "desigualdad", "discriminación" y "pobreza" que "aún" afectan a la región y manifestó su esperanza en que la crisis no afecte los logros conseguidos en esta materia.