Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un antiguo secretario de la comisión electoral denuncia que EEUU intentó derrotar a Karzai en los comicios

El exministro de Transportes y antiguo secretario de la Comisión Electoral Independiente afgana Daud Ali Najafi ha denunciado que el Gobierno estadounidense intentó frustrar la reelección de Hamid Karzai en las elecciones presidenciales de 2009.
"Interferían en nuestros asuntos. Soy testigo de sus interferencias", ha afirmado Najafi en rueda de prensa desde Kabul, según recoge la agencia de noticias afgana Pajhwok. La Embajada estadounidense incluso habría pedido por carta facilitar la campaña electoral del candidato Sarwar Ahmadzai en determinadas provincias.
Najafi se ha referido expresamente al antiguo enviado especial de Estados Unidos para Afganistán, Richard Holbrooke, y al entonces embajador en Kabul, Karl Eikenberry, así como al 'número dos' de la Misión de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA), Peter Galbraith. En concreto, Holbrooke le invitó a él y a varios activistas de la sociedad civil a una reunión en la Embajada estadounidense unos días antes de la votación.
"Holbrooke dijo que iba a reunirse con Karzai, que al que no le gusto, una hora más tarde", ha relatado, y ha asegurado que emplazó a Holbrooke a no emplear expresiones como gustar o no gustar con los candidatos.
Más tarde, un día antes de la fecha para el anuncio de los primeros resultados electorales, Galbraith telefoneó a Najafi para recomendarle que no diera estos datos. De lo contrario "tendrás que afrontar problemas y estarás cavando tu tumba con tus propias manos", dijo.
De hecho el anuncio se aplazó, pero días después los responsables de la UNAMA cortaron el suministro eléctrico y de Internet en el hotel en el que se iban a publicar los resultados de la primera ronda electoral.
Najafi confirma así las acusaciones vertidas por el exsecretario de Defensa estadounidense Robert Gates, que en sus memorias denuncia un "burdo y fallido putsch" que causó un deterioro de las relaciones bilaterales con Kabul.
"Holbrooke estaba haciendo todo lo posible para derrotar a Karzai (...). Lo que quería era tener bastante candidatos con credibilidad para que Karzai no tuviera una mayoría y forzar así una segunda vuelta en la que pudiera ser derrotado", señala Gates.