Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un simulacro de seguridad causa alarma en Washington durante la ceremonia del 11-S

Algunos medios, como la cadena CNN, retransmitieron durante unos minutos imágenes de una barcaza "sospechosa" en el río Potomac, rodeada por las unidades de la Guardia Costera, que según dijeron, habría realizado una serie de disparos.
Pero poco después, indicaron que los movimientos sospechosos se debían a un ejercicio de entrenamiento, según había informado la propia Guardia Costera.
Mientras se creía que se trataba de una amenaza real, la CNN informó de que los agentes de la Guardia Costera habían realizado hasta diez disparos para disuadir a la barcaza de entrar en la zona colindante con el Pentágono, donde se encontraba el presidente.
Ante la alarma causada por el ejercicio, las autoridades federales se apresuraron a desmentir que fuera una amenaza real y que en verdad no era más que un simulacro de entrenamiento, en el que, además, no había habido disparos.