Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los socialistas europeos proponen un plan de inversiones de 582.000 millones para reactivar economía

Piden aumentar de 6.000 a 21.000 millones el fondo contra el paro juvenil
El grupo socialista en la Eurocámara (S&D) ha propuesto este martes de cara a las elecciones del 24 de mayo lanzar un plan de inversiones de 582.000 millones en los próximos cuatro años -que se concentraría en infraestructuras de transportes, eficiencia energética y energías renovables- cuyo objetivo es reactivar el crecimiento y crear al menos siete millones de nuevos puestos de trabajo.
Los socialistas piden además aumentar de 6.000 a 21.000 millones de euros el fondo contra el paro juvenil y ampliar su cobertura a los desempleados de hasta 30 años, en lugar de hasta 25 como hasta ahora.
"Europa necesita un cambio radical de dirección y un nuevo liderazgo dispuesto a empezar de cero, dispuesto a hacer del pleno empleo el objetivo número uno", ha dicho el presidente del grupo socialista, Hannes Swoboda.
Swoboda ha sostenido que el plan podría autofinanciarse y complementarse con los ingresos por la lucha contra el fraude y la evasión fiscal. "Si se gasta dinero para infraestructuras, para elementos orientados al crecimiento, al crear empleo se crean nuevos ingresos, nuevos impuestos, y ello puede incluso financiar la inversión, especialmente cuando el crédito es tan barato como hoy", ha alegado.
El plan de reactivación socialista, que consta de 10 puntos, reclama también establecer un salario mínimo en todos los Estados miembros superior al 60% del salario medio, reforzar los derechos laborales y limitar los contratos temporales. Los socialistas apuestan además por reducir los impuestos sobre la renta y el trabajo y aumentar los que gravan la especulación, la propiedad y la contaminación.