Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La única superviviente cuenta la tragedia: "oigo gente hablando, pero no veo a nadie"

Resistió 12 horas agarrada a un trozo de fuselaje sin saber nadar. Vídeo: Atlastelecinco.es
La única superviviente en el accidente aéreo que sufrió el avión yemení que cayó en el Índico ha contado la tragedia que vivió. Bahia Bakari, ha explicado cómo oía voces a su alrededor, pero todo estaba demasiado oscuro para ver nada. La chica de 14 años viajaba junto a su madre en el vuelo que se estrelló el pasado martes con 153 personas a bordo.
"Papá, hemos caído al agua. Oigo a gente hablando, pero no veo a nadie. Todo está negro a mi alrededor", ha contado por teléfono a su padre desde el hospital donde Bahia se encuentra hospitalizada.
El padre, Kassim Bakari , a su vez, lo ha referido a las diferentes agencias que dan detalles del accidente, donde también falleció la madre de la chica.
La joven fue encontrada en estado inconsciente, flotando en el agua con un salvavidas. Fue reanimada y trasladada a un hospital con un cuadro de fatiga extrema, según explicó el secretario general del Ministerio de Transporte, Abdillah Mougni.
El padre de la niña dijo que su hija se encuentra bien. "El médico me confirmó que hay algunas quemaduras, pero en este momento no hay nada grave", señaló.
La niña lloró tras ser rescatada y preguntó por su madre, que estaba en el mismo avión.  Hasta el momento nadie le ha comunicado que su madre se encuentra entre los fallecidos.

"Tengo ganas de verla porque imagino que en este momento se encuentra muy sola", señaló el progenitor, Kassim Bakari, en una entrevista a la emisora de radio francesa "RTL", en la que explicó que, cuando habló con ella por teléfono, la joven no hacía más que preguntar sobre su madre.

"Se le ha dicho que su madre estaba junto a ella, en otra habitación", indicó Bakari, quien argumenta que no se le ha dijo la verdad para "no traumatizar" más a su hija. 

 

El salvamento de la niña ha sido considerado un milagro por las patrullas de rescate de las Comores.

La aviación civil yemení ha anunciado el hallazgo de la caja negra del avión que se precipitó ayer a las aguas del océano Indico con 153 personas a bordo cuando cubría la línea entre Saná y Moroni, capital de las islas Comoras. 

 

El avión, un Airbus 310-300 de la compañía Air Yemenia, con código de vuelo IY-626, se estrelló cuando se encontraba a sólo 30 minutos de su destino.

Al Qadi añadió que su compañía pagará 20.000 euros a la familia de cada víctima en concepto del primer pago del seguro.

"Yo no puedo decirle eso", repitió el padre de la superviviente, quien tampoco sabe cómo contarles lo ocurrido a sus hijos más pequeños, de 10, 8 y 3 años, que no iban en el avión siniestrado.