Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 31 supuestos insurgentes y un soldado en combates en Pakistán

Al menos 31 insurgentes, entre ellos varios extranjeros, y un soldado paquistaní han muerto en las últimas 24 horas por acciones del Ejército en el norte y el noroeste de Pakistán, informó hoy el mando militar en un comunicado. Video: ATLAS.telecinco.es
Al menos 31 insurgentes, entre ellos varios extranjeros, y un soldado paquistaní han muerto en las últimas 24 horas por acciones del Ejército en el norte y el noroeste de Pakistán, informó hoy el mando militar en un comunicado.
Treinta insurgentes perdieron la vida en bombardeos ayer sábado de la aviación paquistaní sobre dos recintos en el área de Makeen, en la provincia de Waziristán del Sur, en represalia por dos atentados suicidas registrados el viernes.
Según el comunicado, otros 50 insurgentes resultaron heridos en el bombardeo de esta conflictiva zona tribal, feudo del líder de los talibanes paquistaníes, Baitulá Mehsud, y refugio de militantes de la organización terrorista Al Qaeda.
El Ejército paquistaní también reconoció la muerte de un soldado en el norteño valle de Swat, y aseguró que un insurgente perdió la vida durante una escaramuza en la zona de Jani Khel, en el distrito de Bannu, tomada ayer por las tropas.
Distintos medios paquistaníes informaron hoy de la muerte de decenas de insurgentes en Bannu, donde las tropas han emprendido una intensa operación que incluye el uso de helicópteros y constantes bombardeos sobre las posiciones insurgentes.
Los analistas consideran que el Ejército paquistaní se está preparando para entrar en Waziristán del Sur, donde hoy se registró un nuevo ataque con misiles supuestamente perpetrado por un avión no tripulado de Estados Unidos que causó tres muertos.
Desde el inicio de las hostilidades, a finales de abril, el mando militar calcula los fallecidos en más de 1.400 insurgentes y unos cien soldados sólo en la división regional de Malakand, que incluye los distritos norteños de Bajo Dir, Shangla, Buner y el propio Swat.