Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los médicos suspenden totalmente la alimentación artificial a Eluana

Eluana Englaro, de 38 años permanece en coma vegetativo desde 1992. Su caso ha levantado la polémica sobre la eutanasia en Italia. Foto archivotelecinco.es
Los médicos han suspendido totalmente la alimentación e hidratación artificial a Eluana Englaro, la italiana en estado vegetativo desde 1992. El Consejo de Ministros italiano aprobó el pasado viernes un decreto-ley que prohíbe desconectar a la mujer,  a pesar de que el presidente de la República advirtió que lo vetaría. Ahora el caso vive otro giro, después de que el equipo de la clínica de Udine decidiera adelantar la retirada de la sonda a través de la que se hidrataba a la italiana de 38 años.
La información publicada por el canal de televisión 'Sky TG24' que explica que la suspensión total de la nutrición, hasta ahora, se había decidido que fuera con una retirada progresiva.
Silvio Berlusconi, ha criticado la "crueldad" de los médicos que están asistiendo a Eluana. "No entiendo por qué tanta prisa", ha dicho el premier que aseguró defender "la vida y la libertad".
El protocolo médico consistirá ahora en administrar a la mujer sólo sedativos y antiepilépticos, mientras se espera su fallecimiento por deshidratación, que según los expertos puede llegar en unos quince días.
La suspensión total de la alimentación ha llegado después de que el Ejecutivo anunciase la presentación de un proyecto de ley para detener la muerte de Eluana, que se presentará el lunes en el Parlamento y se intentará aprobar en el tiempo récord de dos o tres días.
La opción del proyecto de ley llegó después de que el presidente de la República, Giorgio Napolitano, rechazara firmar un decreto urgente con el que el Gobierno de Silvio Berlusconi pretendía detener la muerte de la mujer.
El padre de Eluana, Giuseppe Englaro, por su parte, aseguró que continuarán adelante con el proceso de acompañamiento a la muerte porque tienen "la razón del derecho" de su parte. Además de calificar de "tortura inhumana" la situación legal que se ha creado en torno al caso.
El Tribunal de Apelación de Milán autorizó a la familia Englaro a retirar la alimentación artificial que mantiene con vida a su hija, un fallo que el pasado noviembre fue confirmado por el Supremo. ZA