Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los talibán dialogarían con el Gobierno afgano si el proceso va en línea con la 'sharia'

El 'número dos' de los talibán, Sirajuddin Haqqani, ha afirmado este miércoles que el grupo está abierto a un diálogo con el Gobierno simpre y cuando las negociaciones transcurran en línea con la ley islámica.
"El Emirato Islámico (de Afganistán) --nombre del país durante el régimen talibán-- no se opone a las conversaciones si se celebran en línea con la 'sharia' y la comunidad internacional está de acuerdo", ha dicho, en una grabación publicada en las últimas horas.
"Nuestra comisión política trata el tema de las negociaciones. Si nos opusiéramos a las conversaciones, no habríamos creado esta comisión", ha agregado, según ha informado la agencia afgana de noticias Jaama Press.
En este sentido, ha recalcado que la creación de la comisión "fue una decisión adoptada por consenso por la cúpula", al tiempo que ha cargado contra la comunidad internacional por "imponer una administración marioneta en el país y reclamar a los talibán que se unan a ella".
"No podemos aceptar esta demanda. La Administración de Kabul no tiene poder y no puede aplicar ninguna decisión", ha remachado, sin dar detalles acerca de cuáles serían las condiciones concretas para la apertura del citado diálogo.
Haqqani, quien lidera además el grupo terrorista Red Haqqani, fue nombrado 'número dos' de los talibán junto al mulá Mohamad Yaqub --hijo del fallecido líder talibán Mohamad Omar, el mulá Omar-- tras la muerte en mayo del mulá Ajtar Mansur en un bombardeo estadounidense en Pakistán.
En la actualidad, el grupo insurgente está encabezado por Hebatulá Ajundzada, quien no se ha pronunciado hasta la fecha sobre la posibilidad de reabrir un proceso al que el mulá Mansur se opuso durante su tiempo como líder supremo de los insurgentes.
El proceso de paz entre el Gobierno y los talibán quedó suspendido el año pasado, después de conocerse que el mulá Omar había muerto dos años atrás, provocando la división del grupo en múltiples facciones.
Pese a los esfuerzos del cuarteto integrado por Estados Unidos, China, Pakistán y Afganistán para relanzar el proceso, el mismo ha permanecido estancado en los últimos meses debido a los enfrentamientos internos y los cambios en la cúpula.