Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los tanques cercan Gaza a la espera de una orden de invasión de la Franja

Hamás ataca la localidad israelí de Sderot. Video: Atlastelecinco.es
Israel ha bombardeado desde ayer cinco edificios ministeriales y la sede de la Universidad Islámica en Gaza en concreto un laboratorio universitario. Israel ha acusado en repetidas ocasiones a Hamás de utilizar estas instalaciones para desarrollar explosivos y armas.
Fuentes sanitarias aseguran que entre las víctimas hay civiles y guardias de seguridad. Entre los edificios destruidos por los ataques están un centro deportivo de Hamás y un campo de entrenamiento.
Fuentes médicas hablan de 345 muertos y de 800 heridos en estos bombardeos. Una agencia de Naciones Unidas asegura que, de esos muertos, 62 son civiles.
Zona militar cerrada
Mientras tanto los tanques siguen apostados en el paso de Erez, en la frontera con Gaza, a la espera de que llegue la orden de atacar la Franja por tierra. El ejército israelí ha declarado "zona militar cerrada" varios kilómetros alrededor de Gaza y ha evacuado a los civiles -también a la prensa- de dicha zona, ante una posible ofensiva terrestre. La comandante Avital Leivovitz, portavoz del Ejército israelí, ha informado de que por el momento la ofensiva "continúa siendo por aire" y "llevará bastante tiempo".
El Gobierno israelí ha autorizado la entrada en la Franja de Gaza de los dos camiones ofrecidos por España a Cruz Roja Internacional con material sanitario de auxilio a la población civil afectada por los bombardeos israelíes, según han informado fuentes de la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional.
Livni y su simpatía pos los palestinos
Las milicias palestinas han disparado contra territorio israelí cerca de setenta cohetes y proyectiles de mortero, según fuentes del Ejército israelí. Tres israelíes murieron y varios resultaron heridos en la jornada del lunes por cohetes lanzados por milicianos palestinos desde la Gaza.
Los disparos de cohetes se han intensificado desde que el pasado 19 de diciembre Hamas declarase el fin del aoto el fuego tras seis meses de tregua en los que ambas partes han tratado de acercar posturas con la mediación de Egipto.
Son precisamente esos cohetes los que han detonado esta operación según declaraciones de la ministra israelí de Exteriores, Tzipi Livni.
El mensaje de Livni es que "Israel ha dicho basta a los ataques terroristas y ha decidido cambiar radicalmente la situación de seguridad en el sur del país". El regreso de la seguridad para los ciudadanos del sur de Israel implicará más seguridad para los habitantes de Gaza que sufren y son los principales afectados de los ataques y terror de Hamas. Es el enemigo de Israel y también de los palestinos, ha dicho Livni.
El ministro de Defensa israelí ha advertido en el parlamento de que la operación en Gaza será larga y es una "guerra total contra Hamás y los de su clase". En respuesta al ataque, la Autoridad palestina ha anunciado la suspensión de las negociaciones de paz con Israel por "las masacres contra nuestro pueblo".
Nuevos llamamientos de la ONU
El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha destacado la "naturaleza aterradora" de la situación que vive la población de Gaza y de las localidades israelíes cercanas al territorio palestino.
Insiste en que Israel y Hamás deben poner fin a los actos de violencia, tomar todas las medidas necesarias para evitar más bajas civiles y contenerse a la hora de pronunciar "declaraciones provocativas".     LA