Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un taxista de 52 años mata a doce personas tras iniciar un tiroteo en Inglaterra

Según estas fuentes, el presunto asesino, un taxista de 52 años, divorciado y padre de dos hijos, disparó a varios colegas de profesión en Whitehaven (Cumbria) antes de adentrarse con su vehículo en la turística zona de Lake District mientras disparaba a otras víctimas, aparentemente al azar.
La policía sostiene que el autor de los disparos actuó en "al menos 30 escenarios diferentes".
"Se trata de un incidente realmente excepcional", dijo Stuart Hyde, del cuerpo policial de Cumbria, quien añadió que "lo sucedido ha dejado a la gente de esta zona y de todo el país en estado de shock".
"Nos encontramos muy al principio de la investigación y todavía no entendemos cuál pudo haber sido el motivo (de su acción) y si se trató de un acto premeditado o al azar", agregó.
Aunque la versión de un testigo sugirió a lo largo de la jornada que Bird habría podido disparar contra su propia madre, posteriormente la policía confirmó que ésta estaba viva: "Podemos confirmar que la señora Bird no ha recibido ningún disparo, está viva y recibe el apoyo de su familia"
En su primera comparecencia como jefe del Ejecutivo en la sesión semanal de preguntas al primer ministro en el Parlamento, David Cameron aseguró que el Gobierno haría "todo lo posible para ayudar a la comunidad local y a los afectados, antes de recordar a los familiares de los muertos y los heridos.
Como medida de precaución, la planta nuclear de Sellafield, en el oeste de Cumbria, reforzó la seguridad y se pidió al personal que debía entrar a trabajar esta tarde que no lo hiciera.
Helen Owen, de 27 años, ha relatado que escuchó los primeros disparos desde su oficina. "Al principio pensé que se trataba de petardos, después volví a escuchar más disparos y vi a la policía corriedo", ha comentado. Una compañera suya, estaba en la calle, y pudo ver a un hombre que yacía muerta en el suelo.
El tiroteo comenzó en la calle Duke Street, en la localidad de Whitehaven, según la Policía de ese condado, que pidió a la población de otras dos zonas, Egremont y Seascale, que permanecieran en sus casas hasta nuevo aviso.

 
Hyde añadió que Derrick Bird "fue localizado cerca de Boot a la 1.40 de la tarde (hora local) y creemos que se quitó la vida".
Helen, en declaraciones al Telegraph, se ha mostrado horrorizada y ha asegurado que la zona de Cumbria donde ha ocurrido todo suele ser muy tranquila.
 
IM