Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un debate televisado en Afganistán deriva en una pelea a puñetazos entre dos participantes

Un debate televisado en Afganistán acerca del proceso de paz con el grupo islamista Hezb-e-Islami ha derivado en una pelea a puñetazos entre dos de los participantes debido a discrepancias sobre la figura de su líder, Gulbuddin Hekmatyar.
Durante el debate, uno de los participantes describió a Hezb-e-Islami como un partido clave en el país, mientras que otro dijo que Hekmatyar era un terrorista, lo que derivó en el citado enfrentamiento, según ha informado la agencia afgana de noticias Jaama Press.
Hekmatyar anunció en marzo que su formación estaba dispuesta a participar en el proceso de paz con el Gobierno, lo que fue aplaudido por Kabul. A mediados de mayo, el Gobierno firmó un acuerdo preliminar de paz con el grupo islamista que incluye la amnistía a sus miembros y la liberación de los detenidos.
Aunque el grupo ha jugado un papel menor en la insurgencia talibán en los últimos años y es probable que el acuerdo no tenga un impacto inmediato en la seguridad del país, su firma significa que los talibán están dispuesto a unirse a las negociaciones de paz, lo que para el presidente afgano, Ashraf Gahni, supone un avance en el intento de sacar a los grupos del campo de batalla e introducirlos en el proceso político.
Hekmatyar, una de las figuras 'muyahidin' de más relevancia durante la guerra contra la Unión Soviética en los ochenta, fue uno de los señores de la guerra que se vieron involucrados en una cruenta guerra civil tras la salida de las tropas soviéticas del país, que se saldó con cientos de miles de muertos, la mayoría de ellos civiles.
Durante dicho conflicto, los milicianos de Hekmatyar fueron responsables de gran parte de la destrucción de Kabul debido a sus continuos bombardeos contra la capital, que provocaron miles de víctimas civiles.
Hekmatyar ha sido considerado por Kabul y la comunidad internacional como un líder insurgente más dispuesto a la apertura de un diálogo de paz que la cúpula talibán y Sirajuddin Haqqani, señor de la guerra pastún y líder de la Red Haqqani.