Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un terremoto en el centro de Italia provoca más de 150 muertos

Berlusconi, que habló en el programa televisivo 'Matrix', ha añadido que "la situación organizativa es satisfactoria, estamos haciendo todo lo posible para recuperar a las personas bajo los escombros y estamos siguiendo algunos casos particulares con el corazón en la garganta".

"Todo lo que se puede hacer humanamente lo estamos haciendo", ha subrayado.

En relación a la predicción hecha por el sismólogo Giampaolo Guiliani de que se produciría un gran seísmo en la región y por la que fue tachado incluso de 'imbécil', el primer ministro ha concluido que "no es momento de polémicas".

La ciudad´más afectada
El terremoto, que se ha producido a las 3.32 AM, ha tenido su epicentro en la provincia de los Abruzos, en el centro de Italia, a cinco kilómetros de profundidad y a 95 de Roma. La ciudad más afectada ha sido L'Aquila, la capital de la provincia, una ciudad con una población de 80.000 personas situada al noreste de Roma y a pocos kilómetros del punto donde se ha producido el terremoto.
 
Según los medios italianos son muchos los edificios desplomados en esta ciudad, pero en los municipios cercanos podrían ser muchos más. El hecho de que el epicentro se situara en un punto tan cercano a la superficie provocó que fuera más sentido por la población y tuviera una intensidad "sustancial", según la misma fuente.
Unas 100.000 personas evacuadas
El ministro del Interior italiano, Roberto Maroni, asegura desde la ciudad de L'Aquila, que los servicios de socorro salieron "un cuarto de hora después" de que se produjera el temblor y que "han sido tomadas todas las medidas para organizar también a los heridos en los hospitales de la región ". Los medios de comunicación locales hablan de que son en total más de 100.000 los evacuados de sus casas, tras un terremoto que pudo sentirse también en el centro de Roma.
La noche la pasarán en tiendas de campaña habilitadas en dos centros deportivos al aire libre, aunque algunos se plantean la posibilidad de dormir en sus coches dado el alto número de afectados.

Varios edificios derrumbados
La catedral de L'Aquila ha sufrido daños y la cúpula de la iglesia de la Alma Santa, situada en el centro histórico, se ha derrumbado completamente. Un instituto religioso llamado la Casa del Estudiante también se ha desplomado parcialmente y las religiosas del centro han salido a la calle a prestar ayuda a las personas que se encontraban en la calle, atemorizadas por el terremoto.
En L'Aquila, uno de los lugares en la región de los Abruzos más afectados y muy próxima al epicentro del terremoto, se han habilitado dos campos deportivos, uno antes de la entrada al centro histórico y otro en las afueras, para que los supervivientes pasen allí las próximas horas a la espera de que la situación se estabilice.
Mucha gente aguarda allí, pero también puede verse a gran número de vecinos en los aparcamientos públicos, sentados sobre los capós de sus coches y con las puertas abiertas, a la espera de que llegue la noche, pues algunos se plantean dormir en ellos, ya que las tiendas de campaña suministradas por las autoridades no alcanzan para todos los afectados.
No hay españoles entre las víctimas
El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha ofrecido al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, toda la colaboración que necesite tras el terremoto que ha sacudido el centro de Italia. Los Reyes han enviado un telegrama de pésame al presidente de Italia, Giorgio Napolitano.
Fuentes del ministerio de Exteriores afirman que no tienen constancia de que existan españoles entre las víctimas del terremoto, ni fallecidos ni heridos.  Desde el Consulado y desde la Embajada se ha contactado con los cerca de 25 españoles registrados como residentes en la región y "todos están bien". BQM /CGS/RSO