Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un muerto y más de 80 heridos por la última réplica del terremoto en Ecuador

Ecuador sufre un nuevo terremoto de magnitud 6,7Reuters

Ecuador ha sufrido un nuevo terremoto de 6,8 en la escala de Richter, apenas unas horas después de que otro seísmo de magnitud similar provocase momentos de tensión en las zonas que ya se vieron golpeadas por los temblores del pasado 16 de abril, en los que murieron 660 personas. En este caso, el terremoto ha dejado un saldo provisional de un fallecido y más de 80 heridos, según ha explicado el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, al término del Comité de Operaciones de Emergencia (COE).

Un mes después del seísmo que dejó 660 muertos, regiones como Esmeralda o Manabí han sentido dos réplicas de magnitud 6,8. La primera de ellas tuvo lugar de madrugada y no causó graves daños personales o materiales, pero la segunda sí que ha provocado una mayor alerta para población y autoridades.
Según el Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), este último ha tenido lugar a 29 kilómetros de Rosa Zarate y a 139 de la capital, Quito.
Correa ha informado ante los medios de un balance provisional de víctimas que incluye un fallecido en la localidad de Tosagua, en Manabí. Se trata de un "adulto mayor" que perdió la vida "por causa directa o casi directa" del terremoto, según el presidente, que intenta "precisar la información".
Además, las autoridades tienen constancia de al menos 85 heridos leves, entre ellos algunos por traumatismos, así como de cortes eléctricos en algunas zonas.
"Tenemos todos los servicios públicos listos para atender cualquier situación específica", ha subrayado Correa, quien ha llamado a la "calma" recordando que Ecuador sigue bajo estado de excepción. En este sentido, ha apuntado que los servicios públicos continuarán con "normalidad" salvo que existan daños en estructuras.
El presidente ha reconocido que el país debe estar "preparado" para seguir sufriendo réplicas de magnitud superior a 6, eco del seísmo de 7,8 que hizo temblar gran parte de Ecuador el pasado 16 de abril. El Gobierno calcula que, desde entonces, se han registrado unas 1.5000 réplicas.