Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Uno de los terroristas de Bruselas violó la condicional pero después fue puesto en libertad

Jalid el Bakraoui, uno de los terroristas suicidas de Bruselas, fue liberado por un tribunal después de que violara las condiciones de la libertad condicional a las que estaba sometido por mantener contactos con antiguos asociados, según ha informado el fiscal de la ciudad belga de Mons, Christian Henry, al diario 'De Morgen'.
Jalid, de 26 años y responsable de detonar una bomba en la estación de metro de Maelbeek, fue detenido en mayo de 2015 cuando la Policía descubrió que estaba hablando con un antiguo cómplice criminal dentro de un vehículo que llamó la atención de los agentes porque estaba mal aparcado.
Esta conversación contravenía una de las condiciones de la libertad condicional bajo la que se encontraba el terrorista, y que le fue impuesta en 2013.
Sin embargo, un magistrado decidió su liberación porque El Bakraoui no había quebrantado el resto de condiciones: estaba a la búsqueda de empleo, se ponía habitualmente en contacto con el supervisor responsable y no mostraba señales de radicalización.
Sin embargo, todo cambió cuando, a partir del pasado mes de octubre, El Bakraoui faltó a cuatro citas con su supervisor y abandonó su domicilio sin informar a las autoridades, por lo que la libertad condicional fue anulada el mes pasado.