Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un tiroteo en un recinto militar de Texas se salda con 13 muertos y 31 heridos

El agresor es un psiquiatra militar de 40 años que ha resultado herido. Vídeo: Informativos Telecinco.telecinco.es
Un comandante del Ejército de Tierra de EEUU ha protagonizado una matanza en la base militar de Fort Hood, en Texas, en la que han perdido la vida trece personas y 31 han resultado heridas. Otros dos soldados han sido detenidos como sospechosos, pero se desconoce su grado de participación en el tiroteo. El agresor es un psiquiatra al que en un principio se dio por muerto, pero finalmente se ha informado de que se encuentra ingresado herido en un centro de atención médica del recinto militar.


El ataque ocurrió en el centro de preparación de la base militar que acoge a unos 42.000 soldados y es la más grande de EE.UU. en todo el mundo.
Cone ha añadido que se están investigando los motivos que tuvo Malik Hasan, pero la senadora republicana Kay Bailey Hutchinson ha manifestado que el Ejército le había informado al médico psiquiatra de su traslado a Irak y que aparentemente estaba muy disgustado por ello.
Fuentes militares señalaron que también se investiga el hecho de que el médico nacido en EE.UU., pero de antepasados jordanos, estuviera en posesión de armas cuando no las necesitaba para sus actividades profesionales.
El médico militar había trabajado durante seis años en el Centro Médico Walter Reed del Ejército en Washington, antes de ser trasladado a Fort Hood.
Por otra parte, fuentes militares que pidieron que no se les identificara indicaron que Malik Hasan, licenciado de la Universidad Tecnológica de Virginia, había recibido una baja evaluación por su trabajo. El médico es psiquiatra y prestaba atención médica a los soldados que volvían de zonas de conflicot como Irak.
Muy disgustado con su nuevo destino
Según varios medios estadounidenses, el problema no era el destino de Hasan si no que se sentía desplazado dentro del ejército por ser musulmán.
Trataba a los militares que volvían de zonas de conflicto
Tras el ataque la seguridad de las bases en EEUU ha sido incrementada, aunque el FBI descarta un móvil terrorista. A pesar de este incremento en la seguridad, sólo la Base de Fort Hood, ubicada en Texas, equidistante unos 80 kilómetros tanto de la capital, Austin, como de la localidad de Waco, ha sido completamente cerrada al exterior.
El incidente, que se produce en medio de un reportado incremento del número de suicidios y de desórdenes mentales entre los militares estadounidenses, es el último capítulo de una serie que parece haberse hecho más violenta en los últimos dos años en Fort Hood.

Obama, horrorizado ante lo ocurrido

El presidente de EEUU, Barack Obama, calificó el tiroteo de "horrible incidente de violencia".

"Ya es duro cuando nuestros soldados pierden la vida en misiones en el exterior. Es horripilante cuando lo hacen en incidentes en como éste sus propias bases en suelo estadounidense", ha declarado el presidente en un acto en el Departamento del Interior. RSO/ BQM