Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Supertempestad de nieve y frío deja 11 muertos en EEUU

Miles de vuelos han sido cancelados y otros cientos han sido demorados como consecuencia de la potente tormenta de nieve que está azotando el noreste de Estados Unidos. La tempestad, con temperaturas de -25 ºC, ya ha provocado 11 muertos y hay 100 millones de personas afectadas por el corte de los servicios.

Según el recuento de la web Flight Aware, que permite hacer un seguimiento de vuelos, para este viernes se han cancelado ya 1.324 vuelos desde y hacia Estados Unidos y dentro del país, mientras que otros 244 se han visto demorados. Ayer, ya fueron cancelados unos 2.200 vuelos.
Los aeropuertos de origen más afectados son los de Newark, en New Jersey, y el de La Guardia, en Nueva York, seguidos por el de Logan, en Boston, el de Filadelfia y el JFK de Nueva York. En cuanto a los aeropuertos de destino, el más afectado es también el de Newark, mientras que le siguen el aeropuerto O'Hare de Chicago y el de Filadelfia.
Según la previsión del Servicio Nacional de Meteorología, "las nevadas más intensas caerán desde el centro de Nueva York hasta la costa de Massachusetts". Además, se prevén posibles "ventiscas para el este de Long Island y la costa de Massachusetts" mientras que las temperaturas caerán a medida que avance el temporal hacia el medio oeste y el este del país.
Asimismo, el Servicio Meteorológico ha recomendado a los ciudanos "no viajar" dado que se prevén intensas nevadas y fuertes vientos que dificultarán la visibilidad, "lo que hace los desplazamientos extremadamente peligrosos".
El alcalde de Nueva York pide que la gente se quede en sus casas
En previsión de estas circunstancias, y en su primera crisis desde que asumió el cargo el 1 de enero, el nuevo alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, ha pedido a los neoyorkinos que se queden en casa. "Quedáos en casa, no salgáis si no tenéis que hacerlo", les dijo en previsión de los hasta 30,5 centímetros de nieve que podrían caer este viernes, los fuertes vientos y las temperaturas de hasta 10 grados bajo cero. De hecho, las escualas públicas de Nueva York han cerrado.
La capital del estado, Albany, también se verá seriamente afectada por las nevadas, de ahí el que el gobernador, Andrew Cuomo, decidiera este jueves declarar el estado de emergencia en todo el estado, lo que conllevará el cierre de algunas carreteras, que se espera puedan reabrir a lo largo del viernes. "Nos aseguraremos de que nadie está en peligro en esas carreteras", aseguró Cuomo.
En Boston, se espera que la nieve acumulada en la ciudad llegue hasta los 45 centímetros en algunas zonas y las temperaturas bajen de los 6 grados bajo cero. Su alcalde, Thomas Menino, que dejará el cargo próximamente tras ocuparlo desde 1993, ha bromeado con el "regalo de la madre naturaleza", informa la CNN.
En Chicago, están previstas nevadas de hasta 28 centímetros y temperaturas de hasta 12 grados bajo cero. Aquí, las autoridades meteorológicas han advertido de que podrían producirse nuevas nevadas en los próximos días.