Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El análisis toxicológico apunta a que las turistas argentinas muertas en Ecuador fueron drogadas

Las jóvenes Marina Menegazzo y María José Coni, turistas argentinas que fueron asesinadas en Ecuador el pasado mes de febrero, habían sido drogadas con benzodiacepina antes de ser asesinadas, según el análisis toxicológico practicado a sus cadáveres.
El abogado de las familias de las víctimas, Osiris Sánchez, ha confirmado el resultado del examen realizado a los cuerpos de las dos jóvenes, en el que "dio positivo" para benzodiacepina, un fármaco que se usa "en tratamientos psiquiátricos". "Ya no caben dudas de que hubo un móvil sexual", ha asegurado Sánchez, en declaraciones recogidas por BBC Mundo.
La benzodiacepina se utiliza para tratamientos de tipo psiquiátrico en sedantes, hipnóticos, ansiolíticos, anticonvulsivos, amnésicos y miorrelajantes. Esta sustancia, mezclada con alcohol, "es un cocktail sexual que utilizan los delincuentes para violar y matar", ha afirmado el abogado de los familiares, antes de añadir que "vencen la voluntad de quien las ingiere".
En un primer lugar, se barajó la opción de que las dos jóvenes hubieran compartido habitación con los presuntos atacantes por falta de dinero. Los principales sospechosos del caso son Alberto Segundo Mina Ponce y Aurelio Eduarod Rodríguez, alias 'el Rojo', detenidos en Ecuador desde el pasado mes de marzo.
Varios medios de comunicación llegaron a dar la versión de que las dos argentinas no tenían dinero para salir de Montañita, el lugar en el que se encontraban, y que por esa razón habían conocido a los dos hombres a los que se les acusa de sus muertes. No obstante, no se ha confirmado ningún avance en el entorno de la investigación del caso.
Si bien no ha habido novedades en cuanto a los sospechosos, el abogado de los familiares de las dos argentinas ha indicado que estos resultados vienen a confirmar la "teoría de que ambas fueron drogadas para ser abusadas y se descarta todo eso que se intentó instalar en un momento, de que ellas fueron a la casa de los acusados por propia voluntad, que andaban a dedo y que se buscaban problemas", ha indicado.
Las jóvenes Marina Menegazzo, de 21 años, y María José Coni, de 22, pasaban sus vacaciones en la localidad costera de Montañita cuando avisaron a sus familiares que estaban a punto de partir hacia Lima, Perú, para coger un avión de vuelta a Argentina. Este fue el último contacto que tuvieron con ambas.
Menegazzo y Coni tenían que coger el vuelo el 25 de febrero. Cuatro días después, el Ministerio de Interior ecuatoriano confirmó la noticia del hallazgo de los cuerpos de las dos jóvenes.