Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los trabajadores públicos de Chad celebran la primera jornada de una huelga indefinida

Los trabajadores públicos de Chad han protagonizado este martes la primera jornada de una huelga indefinida, convocada en protesta contra la encarcelación de activistas y la candidatura del presidente, Idriss Deby, a un tercer mandato.
La huelga, convocada por la Unión de Sindicatos de Chad y el movimiento 'Es suficiente', que se opone a la candidatura de Deby a las elecciones del 10 de abril, ha tenido un importante seguimiento.
"Mientras nuestros camaradas no sean liberados, la huelga general no será retirada", ha dicho un portavoz del movimiento 'Es Suficiente'. "Queremos pedir a nuestros militantes que sigan la huelga de forma escrupulosa para ejercer presión sobre el Gobierno", ha agregado.
Por su parte, el portavoz de la campaña de Deby, Mahamat Hissene, ha afirmado que la actitud de los convocantes "es incomprensible", según ha informado la emisora Radio France Internationale.
"Si los sindicatos quieren ocupar el puesto de la comisión electoral y el consejo constitucional, es ante estas instancias ante las que deben hacer sus apreciaciones", ha valorado.
En este sentido, Hissene ha recalcado que "hay autoridades en este país encargadas de garantizar la tranquilidad y la seguridad durante la campaña electoral". "Por el momento, nuestra campaña continúa con normalidad", ha remachado.
Deby llegó al poder en 1900 mediante un golpe de Estado y después ha sido reelegido sucesivamente, la última vez en las elecciones presidenciales de 2011.
Chad se ha convertido en un aliado clave para Occidente en la lucha contra el yihadismo en el Sahel. Actualmente participa en la coalición regional para frenar el avance de la secta islamista nigeriana Boko Haram, que ha jurado lealtad al Estado Islámico.