Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un tribunal federal deroga la ley de Alaska que prohibía el matrimonio homosexual

El juez federal para el distrito de Alaska, Timothy Burgess, ha derogado la ley estatal de 1998 que prohibía los matrimonios entre personas del mismo sexo alegando la igualdad consagrada en la Constitución. Cinco parejas homosexuales presentaron en mayo una denuncia contra la enmienda.
"Los demandantes de este caso no piden al tribunal el reconocimiento de un derecho fundamental completamente nuevo al matrimonio entre personas del mismo sexo, sino que quieren participar de una libertad que ya disfrutan otras parejas a poder realizar una elección profundamente personal sobre una cuestión familiar privada", explica Burgess en su dictamen, recogido por la CNN.
Desde el gobierno de Alaska ya han anunciado su intención de recurrir la sentencia. "Como gobernador de Alaska tengo el deber de defender y mantener la ley y la constitución de Alaska", ha afirmado el gobernador Sean Parnell.
El recurso del gobierno de Alaska irá al Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito, que la pasada semana ya falló contra los estados de Idaho y Nevada en casos muy parecidos.
Las autoridades de Alaska aprobaron en 1998 una enmienda a su constitución por la que se definía el matrimonio como una unión entre un hombre y una mujer, con lo que se convertía en el segundo estado, tras Hawái, que prohibía por ley el matrimonio homosexual.
La sentencia de Alaska se produce unos días después de la decisión del Tribunal Supremo del pasado 6 de octubre en el que desestimaba los recursos presentados por los estados de Virginia, Oklahoma, Utah, Wisconsin e Indiana contra las derogaciones de sendas leyes que prohibían el matrimonio homosexual. El pasado viernes un tribunal federal para Carolina del Norte también autorizó estas uniones.
En estos momentos, 27 estados de Estados Unidos permiten las bodas entre personas del mismo sexo, trece más desde que empezó octubre. Estos matrimonios también son legales en el Distrito de Columbia. Otros ocho estados, incluido Alaska, podría legalizarlas pronto, una vez concluya el proceso de apelaciones en los tribunales federales.