Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un tribunal de Bahréin condena a diez personas a cadena perpetua por cargos de terrorismo

Un tribunal de Bahréin ha condenado este lunes a diez personas a cadena perpetua y a otras dos a diez años de cárcel por su supuesta pertenencia a una célula terrorista, según ha anunciado el fiscal general del país, Ahmed al Hammadi.
Según las declaraciones que recoge la agencia estatal bahreiní de noticias, todos ellos estaban imputados por apoyar a un grupo ilegal identificado como Saraya al Ashter, poseer y activar explosivos, entrenar en el uso de armas, participar en disturbios e intentar llevar a cabo asesinatos.
El tribunal encargado del caso ha ordenado además revocar la ciudadanía a todos los condenados y ha impuesto una multa de 300.000 dinares bahreiníes (alrededor de 715 euros) a dos de ellos.
Al Hammadi ha asegurado que la citada célula habría llevado a cabo "numerosas operaciones terroristas" entre 2013 y 2015 en las localidades de Sanabus, Al Daih, Budayia, Shajura, Muqsha, Diraz y Hamad.
El emirato, aliado de Estados Unidos y las monarquías del Golfo, ha reprimido violentamente durante los dos últimos años las protestas prodemocráticas en el territorio.
En dicho contexto, impuso la Ley de Seguridad Nacional en marzo de 2011, lo que conllevó la entrada de tropas saudíes y emiratíes en el país para aplastar las protestas.
La oposición ha denunciado en reiteradas ocasiones las medidas violentas utilizadas por las fuerzas de seguridad y ha afirmado que han fallecido más de 80 personas desde el inicio de las protestas, la mayoría de ellas por inhalación de gases lacrimógenos y atropellos de vehículos policiales.
Desde el inicio de las manifestaciones, cientos de personas han sido condenadas a penas de cárcel por su presunta pertenencia a organizaciones terroristas, así como por participar en manifestaciones o disturbios.