Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un tribunal colombiano da 48 horas a Santos para atender la crisis humanitaria en La Guajira

El Tribunal Superior de Riohacha ha dado 48 horas al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, para atender la crisis humanitaria en el departamento de La Guajira (norte), que ha llevado a los indígenas wayúu al borde de la extinción.
En el fallo, la sede jurisdiccional considera que, al margen de los problemas estructurales de La Guajira, tales como la sequía, el "abandono" estatal ha contribuido a multiplicar la crisis, según informa el diario colombiano 'El Espectador'.
"Hubo una insuficiente gestión estatal frente al riesgo al que están sometidos los niños wayúu, y no solo a la coyuntura del fenómeno de 'El Niño', lo que se avizora en este caso es un olvido o indiferencia estatal de carácter histórico", sostiene el Tribunal.
Así, ha ordenado expresamente a Santos "coordinar y dirigir las diferentes competencias y funciones para superar la crisis de la población indígena asentada en La Guajira", empezando por la elaboración de un informe de situación que deberá entregar en 48 horas.
LOS NIÑOS WAYUÚ
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha ordenado a Colombia adoptar medidas cautelares al considerar que "la vida e integridad personal" de los wayúu, la población indígena de La Guajira, "está en riesgo en vista a la falta de acceso a agua potable".
La escasez de agua, que se debe a la naturaleza desértica de La Guajira y a los proyectos mineros que han proliferado en los últimos años, ha llevado a los wayuú a un estado de desnutrición que se ha cobrado la vida de casi 5.000 niños en ocho años.
La directora de la ONG FUCAI, Ruth Chaparro, ha advertido de que los indígenas wayúu están "al borde de la extinción" y ha denunciado que las medidas adoptadas por el Gobierno son "absolutamente insuficientes" porque "no son pertinentes ni para el desierto ni para la cultura wayúu".
Santos, convocó hace meses una inédita reunión con las autoridades de todos los niveles de gobierno de La Guajira. "¡No se puede morir ni un solo niño por desnutrición, ni en La Guajira ni en ninguna parte del país! (...) La muerte de uno solo es una vergüenza para el país", dijo.