Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un tribunal holandés condena a cinco personas por ayudar a los Tigres Tamiles

Un tribunal holandés ha condenado este viernes a seis años de cárcel a cinco personas de etnia tamil por ayudar económicamente a la guerrilla de los Tigres de Liberación de la Tierra Tamil (LTTE), que en mayo de 2009 pusieron fin a un conflicto armado con el Gobierno de Sri Lanka.
Los cinco acusados han sido condenados por extorsionar a los ceilandeses exiliados en Países Bajos, estar involucrados en el blanqueo de capitales y extender la propaganda guerrillera. El tribunal considera que los imputados sabían que el LTTE era una organización terrorista incluida en listas internacionales y que sus actividades eran ilegales en la Unión Europea.
El abogado de la defensa, Victor Koppe, ha asegurado que "el veredicto es contradictorio" y, por tanto, apelarán. Koppe también representa al LTTE ante el Tribunal Europeo de Justicia, donde intenta que la organización deje de ser considerada como una organización terrorista.
La mujer de uno de los imputados señaló que sólo intentaban "ayudar" a su pueblo. "Mi marido estaba enviado ayuda humanitaria a la población de Sri Lanka. ¿Cómo puedes sentenciar a alguien por intenta ayudar a la gente?", ha preguntado.
El LTTE surgió a finales de los setenta para combatir contra la discriminación y el aislamiento político de la comunidad tamil frente a la mayoría cingalesa. En la cima de su poder, la guerrilla llegó a recaudar al año entre 200 y 300 millones de dólares fruto de la extorsión de la diáspora --principalmente en Europa, Canadá y Australia--, el fraude con tarjetas de crédito, el contrabando de armas y drogas y la creación de organizaciones humanitarias fantasma que canalizaban dinero hacia operaciones militares.
Tras el devastador tsunami que golpeó Sri Lanka en 2004, los Tigres Tamiles desviaron millones de dólares destinados a ayuda humanitaria para rearmarse con el objetivo de volver a luchar contra el Gobierno, como ocurrió a mediados de 2006.