Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un tribunal egipcio prohíbe informar sobre el juicio por las protestas contra la cesión de islas del mar Rojo

El Tribunal de Delitos Menores de Dokki, en Egipto, ha dictado una orden que prohíbe informar sobre el proceso judicial abierto contra los detenidos durante las manifestaciones masivas de las últimas semanas contra la cesión acordada por el Gobierno de dos islas del mar Rojo a Arabia Saudí.
El dictamen del tribunal incluye además la suspensión del juicio contra 86 personas detenidas en la última semana hasta mediados de mayo, informa el diario estatal 'Al Ahram'. De ser condenados, podrían enfrentarse a una pena de hasta tres años de cárcel.
Los detenidos están acusados de delitos como protesta sin autorización, perturbación del orden y la seguridad públicas y pertenencia a una organización terrorista, en referencia al ilegalizado grupo islamista Hermanos Musulmanes.
El sábado se filtró la cifra de detenidos durante las protestas, que ronda las 237 personas. Las manifestaciones se convocaron contra el presidente del país, Abdelfatá al Sisi, por la cesión de dos islas del mar Rojo a Arabia Saudí.
El pasado 15 de abril se produjo la mayor manifestación desde que el presidente Al Sisi se hiciese con el poder en el golpe de Estado de 2014, como respuesta a la reciente decisión del mandatario egipcio de ceder la soberanía de dos islas en disputa a Arabia Saudí. Las Fuerzas de Seguridad evitaron una segunda manifestación y detuvieron al menos a 382 personas, de acuerdo con un informe de Human Rights Watch.
Al Sisi ha recibido una oleada de críticas tras el acuerdo fronterizo con Arabia Saudí que implica la cesión de Tira y Sanafir, dos islas deshabitadas ubicadas en el mar Rojo. Tanto agentes saudíes como egipcios han señalado que las islas pertenecían a la monarquía saudí y que únicamente se encontraban bajo control de Egipto debido a que Riad pidió en 1950 a El Cairo que las protegiese. No existen indicios de que la decisión se haya tomado bajo amenaza saudí.