Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un tribunal ordena la suspensión de las emisiones de la filial egipcia de Al Yazira

Un tribunal egipcio ha ordenado este martes la suspensión de las emisiones de la filial egipcia de la cadena qatarí Al Yazira, cuya línea editorial es crítica con el gobierno instaurado tras el golpe de Estado en el que fue depuesto el expresidente Mohamed Mursi, así como de los canales Ahrar25, Al Quds y Al Yarmuk, según ha informado el diario egipcio 'Al Ahram'.
El domingo, las autoridades deportaron a tres periodistas de Al Yazira con destino a Londres tras obligarles a dejar en el país árabe todo su material profesional. Los tres estaban detenidos desde el pasado martes.
Otros trabajadores de Al Yazira han sido detenidos en las últimas semanas y continúan aún bajo custodia: el cámara Mohamed Badr fue arrestado hace un mes y el corresponsal de Al Yazira en árabe Abdulá al Shami fue detenido el 14 de agosto. Un productor, Mohamed Baher, fue puesto en libertad el domingo tras cinco días arrestado.
Al Yazira es propiedad del estado de Qatar, uno de los principales respaldos internacionales de los Hermanos Musulmanes, grupo islamista al que pertenecía Mursi. La corresponsalía del canal en El Cairo se encuentra cerrada desde la fecha del golpe de Estado del 3 de julio, cuando efectivos de las fuerzas de seguridad asaltaron el inmueble, aunque las emisiones del canal, muy popular en el mundo árabe, aún pueden verse en Egipto.
A finales de agosto, Al Yazira emitió declaraciones de dos dirigentes de Hermanos Musulmanes en busca y captura, Mohamed Beltagi y Essam el Erian, en las que llamaban a sumarse a las protestas contra el gobierno interino instaurado por los militares tras el golpe de Estado. Las fuerzas de seguridad detuvieron poco después a Beltagi.