Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 32 rebeldes ugandeses abatidos por el Ejército congoleño en el este de RDC

Al menos 32 milicianos del grupo rebeldes ugandés ADF-NALU han sido abatidos en combates con el Ejército congoleño (FARDC) en Beni, en la provincia de Kivu Norte, en el este de la República Democrática del Congo (RDC), según fuentes militares citadas por Radio Okapi, emisora vinculada a la misión de la ONU (MONUC).
El comandante de la octava región militar del FARDC, general Lucien Bauma Ambamba, ha indicado este viernes que un soldado ha muerto y otro ha resultado herido en los combates, que se enmarcan en la operación 'Sokola' lanzada por el Ejército contra este grupo rebelde a mediados de enero y que tuvieron lugar este jueves.
Los soldados se han incautado de "una cantidad importante" de munición, principalmente bombas, así como de una radio, abandonadas por los rebeldes de ADF-NALU, y han recuperado posiciones estratégicas en la zona donde se han producido los combates, en el eje Mbau-Kamango.
El comandante de la MONUSCO, general Alberto Do Santos Cruz, reiteró hace dos semanas el respaldo de la misión de paz de la ONU al Ejército congoleño en su ofensiva contra el grupo rebelde ugandés. Por su parte, el alcalde de Beni, Nyonyi Bwanakawa, ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para que denuncien la presencia de presuntos miembros de ADF-NALU.
Las Fuerzas Aliadas Democráticas (ADF) surgieron en los 1990 en oposición al Gobierno ugandés, aliándose con el Ejército Nacional para la Liberación de Uganda (NALU). En buena medida fueron expulsadas de Uganda a mediados de los 2000 pero han permanecido en la RDC, incrementando sus ataques durante 2013.
El ADF-NALU ha sido señalado como el responsable de numerosos ataques y secuestros en la zona de Beni, así como de la muerte de cerca de 40 civiles en un ataque que tuvo lugar el día de Navidad. El grupo rebelde se estima que está conformado por cerca de 1.400 combatientes, y ha secuestrado a 300 civiles durante el último año, según un informe de Naciones Unidas.
El Gobierno de Uganda por su parte ha acusado a ADF-NALU de ser un aliado del grupo islamista somalí Al Shabaab, a su vez vinculado a Al Qaeda, aunque la naturaleza de sus relaciones todavía es desconocida.