Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ultraderechista SVP, el partido más votado en las parlamentarias de Suiza

El ultraderechista Partido del Pueblo Suizo (SVP) ha sido la formación política más votada en las elecciones parlamentarias que se han celebrado este domingo en Suiza, aunque ha perdido apoyo electoral, según revela la última proyección divulgada por la televisión helvética.
El SVP se ha adjudicado el 25,3 por ciento de las papeletas, lo que representa un descenso de 3,6 puntos respecto a las elecciones de 2007. Así, ha conseguido 55 de los 200 escaños con los que cuenta el Parlamento suizo, siete menos que hasta ahora.
En segundo lugar se posicionan el Partido Socialista (SP) con un 17,6 por ciento de los votos, dos puntos menos que hace cuatro años, lo que equivale a 44 escaños, uno más que los conseguidos en los anteriores comicios.
A continuación se sitúa el Partido Liberal Radical (FDP) con un 14,7 por ciento de los votos, lo que representa un descenso de tres puntos. Este resultado otorga a los liberales 31 escaños, cuatro menos que en 2007.
El cuarto puesto es para el Partido Cristiano Demócrata (CVP), que ha conseguido un 13 por ciento de las papeletas, 1,5 puntos menos que en las últimas elecciones, de modo que pierde tres diputados, quedándose con 28.
En el quinto puesto de la tabla están Los Verdes (Gruene), con un 8 por ciento de los votos, lo que evidencia un descenso de 1,6 puntos que les hace perder siete escaños hasta situarse en los 13.
Los grandes vencedores de estas elecciones han sido el Partido Verde Liberal (GLP), que se ha adjudicado un 5,2 por ciento de las papeletas desde el 1,4 por ciento de 2007, con lo que consigue 12 escaños, nueve más que hasta ahora, y el Partido Burgués Democrático (BDP), escisión del SVP, con un 5,2 por ciento y nueve asientos.
Otras formaciones políticas minoritarias han conseguido un 7,8 por ciento, 1,2 puntos más que hace cuatro años, y ocho diputados, dos más que entonces.
FUTURAS ALIANZAS
En este contexto, está previsto que los líderes de los partidos políticos comiencen este mismo lunes las conversaciones para alcanzar un acuerdo de cara a la conformación del nuevo Gobierno, que será designado por el Parlamento en diciembre.
Tradicionalmente, las siete carteras del Ejecutivo se han repartido entre las cuatro formaciones más votadas, de modo que las tres primeras han conseguido dos cada uno y la cuarta tan solo una. Este juego de alianzas, conocido como 'la fórmula mágica' garantiza que las decisiones sean adoptadas por consenso.
Sin embargo, el equilibrio se rompió tras la dimisión de la ministra de Finanzas, Eveline Widmer-Schlumpf, ya que desde entonces el SVP cuenta con una sola cartera, pese a ser la formación mayoritaria. "Hemos vuelto a ser los más votados, tendremos derecho a un segundo asiento", ha dicho el líder del SVP, Toni Brunner.
Previsiblemente, Widmer-Schlumpf recuperará su cargo en el Gobierno, dados los buenos resultados conseguidos por su formación, el BDP. La prensa suiza apunta que los líderes del BDP y del SVP ya han iniciado las negociaciones para favorecer su reelección.