Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los venezolanos deciden hoy sobre la permanencia indefinida de Chávez en el poder

Unos 17 millones de venezolanos han sido convocados a las urnas para pronunciarse sobre una enmienda constitucional impulsada por el presidente Hugo Chávez, que le permitiría optar a un tercer mandato al frente del país. En España, los venezolanos pueden votar a partir de las ocho de la mañana en los cinco consulados españoles.
La campaña electoral sobre la reelección ilimitada concluyó el viernes con llamadas a votar de partidarios y adversarios de la enmienda ante una consulta popular cuyo resultado es de difícil pronóstico. En una rueda de prensa este sábado con medios internacionales, el presidente venezolano, Hugo Chávez, que cumplió diez años en el poder y aspira a poder ser nuevamente candidato cuando concluya su actual periodo en 2012, llamó a todos los sectores políticos a que acepten "sin vacilaciones los resultados de la jornada de mañana".
"Demos otra demostración al mundo de buen juicio, de civilidad, de la madurez política que sin duda tenemos", dijo el presidente, quien también defendió la posibilidad de la reelección ilimitada al subrayar que existe en diversos países europeos, donde no hay límite de mandato.
Las últimas tendencias divulgadas daban una ligera ventaja a quienes apoyan la enmienda, pero esos datos fueron interpretados de manera diferente por las dos corrientes enfrentadas. Para quienes defienden el "si" esa pequeña diferencia es "insalvable", pero para quienes apoyan el "no" es tan insignificante que se puede revertir en cualquier momento.
El domingo, las 11.297 mesas de votación deberán abrir a las 6.00 hora local (10.30 GMT) y cerrar a las 18.00 hora local (22.30 GMT), siempre que no haya ciudadanos esperando para votar, en cuyo caso permanecerán abiertas hasta que todos hayan sufragado, según establece la Ley.
Unos 140.000 soldados y oficiales en activo y de la reserva están desplegados, dentro del llamado "Plan República", para garantizar la seguridad de quienes decidan acudir a las urnas y para resguardar el perímetro de los centros electorales. El CNE recordó que, al igual que en procesos precedentes y, conforme a la legislación vigente, ningún medio de comunicación podrá adelantar proyecciones o resultados antes de que ese organismo divulgue el primer boletín oficial, que se espera unas tres horas tras el cierre de los centros.
Por otra parte, desde el viernes y hasta el lunes, está prohibida la venta de bebidas alcohólicas y el porte de armas, incluso teniendo licencia. El CNE, y otras instituciones como la iglesia católica, han exhortado a los venezolanos a reconocer el resultado del referendo y a aceptarlo con espíritu democrático. Un grupo de 98 observadores internacionales, principalmente latinoamericanos, estarán presenciando el proceso en diferentes partes de Caracas y el país.