Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ventaja de Hillary Clinton se desvanece en Pensilvania

La ventaja que tenía Hillary Clinton de cara a la crucial primaria de Pensilvania sigue diluyéndose en tanto aumenta la posibilidad de triunfo de su rival por la candidatura presidencial demócrata, el senador Barack Obama. Y la cosa no se queda ahí: la ventaja es similar en Indiana y de un 13% en Carolina del Norte donde las primarias serán el 6 de mayo.
Un sondeo del diario Los Ángeles Times ha indicado que la ex primera dama solo aventaja a Obama en cinco puntos porcentuales en ese estado que el martes próximo será escenario de una elección primaria crucial para los rivales en pugna.
Esa ventaja es considerablemente menor a la de alrededor del 20 por ciento que tenía la ex primera dama sobre el legislador de Illinois hace tres semanas. Una victoria con un margen tan exiguo no será de mucha ayuda para la senadora por Nueva York. La encuesta determina que Obama aventaja a Clinton por un margen similar en el estado de Indiana y por 13 puntos porcentuales en Carolina del Norte. Las elecciones primarias se realizarán el 6 de mayo en ambos estados.
 Sin embargo, el diario indicó que el panorama electoral entre los demócratas se mantiene todavía difuso porque muchos de los votantes se mantienen todavía indecisos.
El desliz de Obama
Según la encuesta, no tuvieron mucho impacto entre los votantes las polémicas declaraciones que realizó Obama la pasada semana. Durante una reunión de recolección de fondos en California, Obama comentó que los estadounidenses en ciudades pequeñas y en pueblos "están amargados, se aferran a sus armas, su religión o su antipatía por la gente diferente, o el sentimiento contra los inmigrantes o contra el comercio para explicar sus frustraciones".
Hillary Clinton calificó la declaración de "elitista", y acto seguido se dejó ver en un bar de una pequeña población, departiendo con otros ciudadanos. La oficina de campaña de Clinton distribuyó una carta firmada por los alcaldes de once ciudades de Indiana que expresaron "su decepción por los comentarios de Obama que degradan los valores de las ciudades pequeñas y son ofensivas para millones de trabajadores".
Los dos senadores tendrán en unas horas en Filadelfia su vigésimo primer debate. Obama tiene unos 140 delegados de ventaja sobre Clinton con miras a la Convención Nacional, y muchos analistas creen que la senadora necesita una victoria contundente en Pensilvania si quiere continuar en la carrera por la candidatura de su partido.  LA