Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las ventas de marihuana para uso recreativo se triplican en un año en EEUU

Un estante con diferentes tipos de cannabistelecinco.es
En 2015 se vendió marihuana con fines recreativos por valor de 998 millones de dólares (unos 900 millones de euros), el triple que el año anterior, según el informe publicado por dos firmas dedicadas al análisis y estudio de inversiones sobre marihuana, ArcView Group y New Frontier.
El informe distingue así entre tres tipos de uso legal de marihuana: uso recreativo por adultos, uso medicinal y uso medicinal de un producto canábico al que se le ha extraído todo componente opiáceo.
Así, las ventas de cannabis en su totalidad han crecido hasta los 5.400 millones de dólares (casi 5.000 millones de euros) en 2015 comparados con los 4600 millones (4.100 millones de euros) de 2014 y las previsiones para 2016 es que sobrepasen los 6.700 millones de dólares (6.000 millones de euros) en ventas y los 21.800 millones(19.000 millones de euros) para 2020.
Además, se señala a 2016 como el "momento crítico" para el crecimiento del sector, pues será el año en el que una mayoría de estados vivirán una transición desde la prohibición al consumo a algún tipo de mercado regulado.
En cuatro estados, más el distrito de Columbia, ya es completamente legal el uso recreativo de marihuana, a los que se podrían sumar otros siete que votarán sobre ello a lo largo de 2016, entre los que se encuentran California, Nevada o Rhode Island. Por su parte, en 23 estados ya es legal el uso médico de cannabis.
WALL STREET
Los buenos resultados económicos del sector podrían haber llamado la atención de inversores en Wall Street, según señala el informe, aunque todavía existe una cierta reticencia respecto a lo ético de invertir en una sustancia que era ilegal recientemente.
"Hay un cierto estigma a su alrededor", ha declarado Brandy Keen, cofundadora de una empresa de tecnología para el cultivo interior de marihuana. "Esta es una industria que nació en los sótanos, salió de los armarios, sótanos y lugares escondidos", ha añadido.
Pero la reputación de la marihuana no es el único problema. El producto se encuentra sometido a altos impuestos además de a la prohibición federal que impide a las empresas del sector utilizar bancos para depositar el dinero que extraigan de su comercio.
"A pesar de que la opinión pública está virando hacia la aceptación de la reforma del cannabis, los candidatos a la Presidencia son mucho más reticentes a apoyar la legalización", se puede leer en el informe, que señala la fragilidad de la industria durante un año de elecciones.
A pesar de ello, sigue siendo un producto con fuertes apoyos en la esfera pública, con nombres como el del rapero Snoop Dogg o el cantante de country Willie Nelson como apoyos públicos para la creación de un mercado para las sustancias canábicas.