Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El vicepresidente del Parlamento francés dimite tras ser acusado de acoso sexual

El exdiputado ecologista Denis Baupin ha dimitido este lunes como presidente de la Asamblea Nacional francesa tras ser vinculado con varios casos de acoso y agresión sexual, si bien el propio aludido ha insistido en que se trata de acusaciones "falsas" y "difamatorias".
Una investigación de Mediapart y France Inter recoge este lunes testimonios de varias mujeres. Ninguna de ellas presentó denuncia, según los medios por temor a perder su carrera profesional, por culpabilidad al no haber reaccionado e incluso por presiones de Europa Ecología Los Verdes (EELV).
Los hechos relatados, comprendidos entre 1998 y 2014, incluyen situaciones de acoso como el supuesto envío masivo de mensajes de contenido sexual o actos de agresión como tocamientos o intentos de besos forzados por parte de Baupin, marido de la actual ministra de Vivienda, Emmanuelle Cosse.
Baupin ha respondido a través de un comunicado firmado por su abogado, Emmanuel Pierrat, y en el que ha anunciado su dimisión como vicepresidente de la Cámara Baja para "proteger las instituciones" y "garantizar su defensa".
Sin embargo, ha asegurado que "las acusaciones delictivas, presentadas como prescritas, son falsas, difamatorias y no se basan en ningún fundamento". En este sentido, ha dicho que "le son totalmente extrañas" y ha apelado a la "presunción de inocencia", máxime cuando "no ha sido objeto de ninguna investigación judicial".
DETONANTE
Los testimonios han visto la luz después de que un colectivo de mujeres periodistas denunciase en una tribuna el sexismo existente en la política. La presidenta de la comisión de feminismo del EELV Dominique Trichet-Allaire instó entonces a sus compañeras a sacar a la luz unos hechos que serían ampliamente conocidos en círculos internos.
Otras víctimas también señalan como detonante un mensaje difundido en Twitter por el propio Baupin el 8 de marzo con motivo del Día Internacional de la Mujer. En él, varios diputados posaban para condenar la violencia contra las mujeres.