Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las víctimas de la 'Loveparade' no murieron por caídas sino aplastadas, según la investigación

Habrá que esperar a que los resultados de la investigación en curso aclaren las causas de las 20 muertes. Foto: APtelecinco.es
La nueva primera ministra de Renania del Norte-Westfalia, Hannelore Kraft, aseguró hoy en una rueda de prensa en Düsseldorf (oeste de Alemania) que ninguno de los 20 fallecidos en el "Loveparade" de Duisburgo murió a consecuencia de una caída, sino que fueron aplastados en la avalancha.
La dirigente del Partido Socialdemócrata (SPD) ofreció los primeros detalles de la investigación que realiza la policía de Colonia y afirmó que las víctimas mortales fallecieron por contusiones en el tórax.
Sobre los crecientes llamamientos al alcalde de Duisburgo, Adolf Sauerland, para que dimita, la jefa del gobierno regional no descartó que "al final haya responsabilidades políticas".
Igualmente Kraft anunció que el "Land" (estado federal) de Renania del Norte-Westfalia propondrá una nueva legislación para toda Alemania en lo que a grandes concentraciones de personas se refiere. 
Misa funeral por las víctimas
Por otro lado, la misa funeral en memoria de las víctimas del "Loveparade" se celebrará el próximo sábado en la Salvatorkirche de Duisburgo, según informó este martes la alcaldía. La misa será celebrada por el obispo de Essen, Franz-Josef Overbeck, y el máximo responsable de la iglesia evangélica en Renania, Nikolaus Schneider.
La canciller de Alemania, Angela Merkel, y el presidente federal, Christian Wulff, ya han comunicado que suspenderán momentáneamente sus vacaciones para acudir al funeral. La misa comenzará a las 11 de la mañana y será retransmitida en directo por la primera cadena de televisión pública, "ARD".
Posibles negligencias
Mientras se espera la repatriación de las víctimas extranjeras, crece la presión sobre el Ayuntamiento, la policía y los organizadores por los fallos en la seguridad de la fiesta. Los organizadores del evento acusan a los cuerpos de seguridad que no supieron actuar a tiempo y el jefe de la policía de la ciudad alemana de Duisburg ha revelado al diario alemán 'Bild' que presentó un informe advirtiendo que no era el lugar idóneo para la celebración, pero que el alcalde de la localidad, Adolf Sauerland, lo ignoró.