El monstruo de Amstetten

La vida después del zulo

Las autoridades les acondicionaron un espacio aislado del resto del edificio, de unos 70 metros cuadrados, con los cristales oscurecidos para facilitar la adaptación a la luz de los tres encerrados en el zulo, Elizabeth y su dos hijos varones, Stefan, de 18, y Felix, de cinco, porque Kerstin estuvo seis semanas en coma. Hablaban mucho entre ellos, algo normal para personas que no se han visto durante mucho tiempo. Los prodigiosos avances de la familia los conocimos a través del doctor Kepplinger, quien explicó que juntos realizaban ciertas tareas domésticas, como hacer la cama por las mañanas así como preparar juntos el desayuno y la cena.

Elizabeth, Stefan y Felix estuvieron durante semanas adaptándose a un nuevo espacio, superando las dificultades de orientación. Para facilitarles esto los médicos dotaron al espacio con los elementos que ya conocían y que habían sido proporcionados desde el exterior por su padre-abuelo secuestrador.

" Tienen de nuevo un acuario, y naturalmente, los niños han recuperado sus peluches, y sus juguetes", dijo el responsable médico. "Es esta una fase de creación del sentimiento y la imagen familiar" en que "los hermanos que no se habían visto se están conociendo por medio de juegos".

A Felix, el menor de los hermanos, lo describían como un niño especialmente "despierto y amigable" al que la piel se le está cambiando rápidamente a un tono normal gracias a la alimentación sana y el contacto con la luz. Elizabeth también ha tenido contacto con sus hijas de 14 y 15 años, "adoptadas" por Josef y Rosemarie Fritzl y que no había visto desde que tenían pocos meses.

El ritmo de adaptación de los tres encerrados era más pausado debido a que "el tiempo transcurría muy lento" en el zulo , y Elisabeth necesitaba varias siestas para poder sobrellevar el día a día. " Los niños que vivieron en el piso superior están acostumbrados a otro ritmo de vida y ahora les estamos ofreciendo más actividades".

Cuando se estabilizó la hija mayor Kerstin se reunió con el resto de la familia, al igual que la abuela, Rosemarie . Entonces supimos que a Kerstin le gustaba la música, que quería ir a un concierto de Robbie Williams y que tenía los mismos deseos que cualquier chica de su edad.

La protección de la privacidad de la familia fue siempre prioritaria. Por eso les dieron una nueva identidad, para que, cuando pudiesen reincorporarse a la vida en sociedad el apellido Fritzl no fuese un lastre.

Los hijos que vivían arriba fueron los que más actividades realizaron en el exterior. Lisa volvió alguna vez a su colegio. Salieron al campo, visitaron a los bomberos de la ciudad...Así hasta que un día abandonaron la clínica y se establecieron en una casa a las afueras de Viena. Al parecer la vida fuera del alcance de los médicos comenzó a deteriorar las relaciones madre-hija.

Elizabeth decidió que Rosemarie se fuese de la casa, harta de que sus hijos, los de arriba, la llamasen mamá. La imagen de Elizabeth valía millones y nadie consiguió capturar una imagen suya. Hasta que el tabloide británico sensacionalista "The Sun" publicó unas fotos en las que se aseguraba ver a Elizabeth y a Kerstin. Al parecer estaban irreconocibles, aunque esas fotos y su publicación, duramente criticadas por las autoridades y los medios austriacos, a día de hoy no se pueden encontrar en el archivo del periódico. 

MÁS NOTICIAS


Déjanos tu opinión

Informativos a la carta

Publicidad

Informativostelecinco.com

Ningún valiente en esta agresión

La víctima se ve rodeada y golpeada por varias chicas. Incluso un chico le propina un puñetazo. Es humillada. Nadie la defiende. Se escuchan risas y el que graba, hasta bromea con el acoso. Sin embargo alguien sí denunció la agresión mandando el video al Portal de Atención Ciudadana del ayuntamiento de Colmenar Viejo, en Madrid.

Novios de instagram

La otra cara de las fotos de las redes sociales

Polémica moda

Tatuarse pecas en la cara, la nueva moda

La infanta Cristina llega a Barcelona

La infanta Cristina ya está en Barcelona. Ha llegado un día antes de que se conozca si su marido, Iñaki Urdangarin, debe ingresar en prisión tras ser condenado por Nóos. Pero ha venido sola, sin Urdangarin y sin sus hijos.

Hipótesis abiertas

Se cumplen seis meses sin Diana Quer.

¿Sin derechos?

Amnistia advierte el retroceso de los DDHH

Publicidad

Nuevos formatos en mtmad.es

¡Descubre mtmad, el nuevo canal de vídeos sólo para Internet de Mitele!

mtmad.es selecciona el talento que ya triunfa en Internet, crea nuevos influencers y se atreve con una vuelta de tuerca a algunos de los protagonistas de nuestra tele. ¡Descúbrelo!

¡Escúchanos!

Todos los programas de la radio online de Mediaset están en Radioset.es

Universo Iker, MorninGlory, Partido a partido... ¡En directo y en podacast!

'GH VIP' es interactivo

¡Vive el reality con contenidos inéditos!

Descárgate la app de mitele

Series, programas, deporte, en directo...

'La Voz' en tu móvil y tablet

¡Disfruta con contenidos inéditos!

La APP de Mediaset Sport

El deporte, en tu tablet o smartphone.

'El tiempo hoy' en tus manos

Una nueva forma de entender el tiempo.

mostrar

Publicidad