Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Por qué ha vuelto a prisión uno de los asesinos de James Bulger?

Los padres del pequeño James Bulger no pueden más. Saben que Jon Venables, que con sólo diez años mató a su hijo de dos, ha vuelto a prisión, pero no saben por qué. El Gobierno británico ha decidido mantener el secreto a pesar de las voces que piden que se revele. Algunos medios destacan que, desde que salió de prisión en 2001 con una nueva identidad, Venables ha estado abusando de las drogas, se ha vuelto muy agresivo y ha protagonizado diversos incidentes con la Policía.
El Secretario de Interior, Alan Johnson, ha expresado su deseo de que se den a conocer las circunstancias que han hecho que Venables, de 27 años, vuelva a prisión. Sin embargo, el Ministro de Justicia británico considera que han de mantenerse en secreto.

"Lo siento pero no puedo facilitar más información en estos momentos del proceso. Además considero que hay buenas razones para no dar esta información al público. De lo que debe estar segura la ciudadanía es de que se han adoptado las medidas adecuadas rápidamente", ha explicado.

Ni siquiera la familia de James Bulger, el niño al que Venables asesinó en compañía de Robert Thompson, conoce el motivo de su vuelta a prisión.

La madre del pequeño, que murió tras recibir una brutal paliza, Denise Fergus ha declarado que "Venables se encuentra donde debe estar que es entre rejas. Se está haciendo Justicia por mi hijo".
Drogas e incidentes
Los medios británicos han revelado la vida que Venables lleva desde que está en libertad. Así, se comentado que el joven "ha caído en el abuso de las drogas y ha protagonizado varios incidentes con la Policía".
The Mirror asegura que Venables comenzó a "consumir cocaína y a tomar pastillas de éxtasis mientras que acudía a un local nocturno" británico.
Así, una fuente anónima ha revelado que "hasta las pasadas Navidades, Venables compraba una gramo de cocaína a la semana".
Además, han sido varios los incidentes que ha protagonizado en los últimos años. Uno de los últimos fue en las cercanías de una discoteca cuando participó en una pelea. Por ello, pasó la noche en los calabozos y a la mañana siguiente fue puesto en libertad sin cargos.

Venables y Thompson, tras ser declarados culpables en 1993 del asesinato de James Bulger, fueron condenados a cadena perpetua.

En 2001 ambos recurrieron sus penas ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos que dictaminó que Venables y Thompson no tuvieron un juicio justo, por lo que quedaron en libertad condicional tras haber cumplido tan sólo ocho años de prisión. RSO / EPF