Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El grupo yihadista Ansar Dine reclama la autoría del atentado contra la MINUSMA en Malí

El grupo yihadista Ansar Dine ha reclamado este jueves el atentado perpetrado el miércoles en el norte de Malí, que se saldó con la muerte de cinco 'cascos azules' de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de Naciones Unidas en Malí (MINUSMA), según ha informado la emisora Radio France Internationale.
La propia misión ha detallado en su comunicado que los 'cascos azules' eran de nacionalidad chadiana, agregando que otros tres resultaron heridos cuando su vehículo se vio alcanzado por un artefacto explosivo improvisado y a continuación desconocidos abrieron fuego.
Según indicó la misión el miércoles, doce 'cascos azules0 han muerto desde principios de año en decenas de ataques contra la fuerza en la región de Kidal, donde se produjo el ataque del miércoles. Sin embargo, la ONU seguirá apoyando la aplicación del acuerdo de paz en Malí, ha asegurado en su comunicado.
El ataque fue perpetrado horas después de que el Frente de Liberación de Masina publicara un vídeo anunciando su vinculación con Ansar Dine y amenazando a Francia y sus aliados en la región por su presencia militar en el país.
En el vídeo, el Frente de Liberación de Masina se presentó como una de las brigadas de Ansar Dine para el sur del país, bajo el nombre de Falange de Macina de Ansar Dine.
Las autoridades sospechan que el grupo está detrás de los ataques ejecutados desde 2015 en Mopti, entre los cuales figura uno lanzado en junio contra una comisaría en Fakola, a 300 kilómetros de la capital, Bamaki, y cerca de la frontera con Costa de Marfil.
El norte de Malí es una región convulsa con presencia de tropas francesas desde la revuelta tuareg de 2013, que rápidamente fue secuestrada por grupos yihadistas, cuyo avance hacia el sur del país provocó la intervención militar de París.