Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los precios internacionales del gas convergerán en los próximos años, según Crédito y Caución

Los distintos precios internacionales del gas acabarán convergiendo en los próximos años en una misma referencia global, con lo que se pondrá fin a las fuertes diferentes existentes en la actualidad entre regiones, según un informe de Crédito y Caución.
El informe, conocido como 'Gas Market Outlook', pronostica la aparición de un mercado global que acabará con el escenario actual de precios, por el que el coste de este hidrocarburos en Asia es seis veces superior al registrado en Estados Unidos.
El documento pone énfasis además en el impacto que tendrán sobre el mercado internacional dos fenómenos en auge, que son la extracción de gas pizarra y la distribución de gas natural licuado.
"Al contrario de lo que ocurre con el petróleo, no existe un mercado global del gas. Existen mercados regionales, esencialmente tres: Estados Unidos, Asia y Europa", explica el informe.
Los trazados de los gasoductos, la principal vía de distribución del gas, han conformado estas tres regiones, que no están conectadas entre sí. Rusia, que controla el 26% del comercio mundial a través de gasoductos, es la principal fuente de gas en Europa, mientras que Estados Unidos, la otra gran potencia mundial, está interconectada con Canadá y México.
La irrupción en el mapa energético de una tercera región, Asia, es mucho más reciente, puesto que consume ya el 22% del gas mundial, cuando sólo es capaz de producir el 12%. Las necesidades de Asia han impulsado el desarrollo de una tecnología alternativa a los gasoductos, el gas natural licuado (GNL).
"El comercio de GNL está creciendo como resultado del aumento del consumo en Asia, donde la producción es muy limitada", señala el informe, antes de calcular que este sistema supone las tres cuartas partes del comercio de gas entre continentes, especialmente de Oriente Medio a Asia.