Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una joven ardilla sobrevive tras caer de un árbol

Debido al mal tiempo de estos últimos días en Cumbria, Inglaterra, el nido de una ardilla recién nacida cayó de un árbol, quedando a merced de los depredadores y expuesta a distintos peligros. La ardilla fue encontrada en el jardín de Gran Orm Side en Cumbria por un hombre que la salvó de la muerte. Los miembros de una organización, que luchan por la protección de las ardillas rojas, se están ocupado de cuidarla y, sobre todo, de su recuperación. Para ello, la alimentan con leche y se pasa todo el día durmiendo; tiene su propio nido para simular el calor maternal. Uno de lo miembros de esta organización, Sarah McNeil, afirma que: "La leche, que contienen altos niveles de proteína y grasa, se presenta en forma de polvo, se mezcla con agua tibia y se inyecta a la ardilla con una jeringa de 2 ml. Puedo darle poco y con frecuencia, aproximadamente cada dos horas. Demasiada leche de una sola vez podría matarlo. En la naturaleza, su madre le dio de comer su leche hasta que tuvo alrededor de ocho semanas de edad. Por lo pronto voy a empezar a poner trozos de nueces rotas en la jaula para que se acostumbre a comer alimentos sólidos". Las ardillas rojas pueden vivir durante siete años, alimentándose principalmente de piñas y nueces. El número de ardillas rojas se ha reducido tan gravemente que ahora se clasifica como una especie en peligro de extinción y está protegida.