Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los jugadores franceses se niegan a entrenarse

Los jugadores franceses se negaron hoy a entrenarse en la sesión prevista para la tarde tras un altercado entre el capitán, Patrice Evra, y el preparador físico Robert Duverne. El incidente ha sido confirmado el delegado de la Federación, Jean-Louis Valentin. Además con est acción protestan por la expulsión de Nicolas Anelka, según la carta que han escrito y que ha sido leída por el seleccionador, Raymond Domenech.
La discusión tuvo lugar en el césped y ante la mirada decenas de aficionados que habían acudido a una sesión preparatoria inicialmente abierta al público.
Duverne, un hombre muy próximo al seleccionador, Raymond Domenech, llegó incluso a lanzar su silbato al suelo, antes de ser calmado por otros colegas.
Posteriormente, los jugadores decidieron suspender unilateralmente el entrenamiento, indicó Valentin.
"Los jugadores no quieren entrenarse. Es una vergüenza. En estas condiciones he decidido volver a París y dimitir", afirmó el delegado federativo.
Se trata de un nuevo capítulo de la tensión que vive la concentración de Francia, equipo que está al borde de la eliminación en primera ronda del Mundial de Sudáfrica.
La tensión rozó el paroxismo el pasado jueves en el descanso del partido contra México, cuando Nicolas Anelka dijo a Domenech: "Vete a tomar por culo, sucio hijo de puta".
El delantero del Chelsea fue expulsado del Mundial, mientras los jugadores le han disculpado y han atacado al "traidor" que reportó esa conversación a la prensa.
El centrocampista Frank Ribéry aseguró, por su parte, que la situación "ha explotado" y señaló que Francia es el hazmerreír del Mundial.
Hoy mismo se produjo un altercado entre el capitán, Patrice Evra, y el preparador físico Robert Duverne, según confirmó el delegado de la Federación, Jean-Louis Valentin, que ha presentado su dimisión.