Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La leyenda inglesa cede el testigo

El ex jugador la selección inglesa que ganó la Copa del Mundo de 1966 Sir Geoff Hurst cree que su país debería apostar en Sudáfrica por una formación de 4-5-1 que permita potenciar la pareja que forman Wayne Rooney y Steven Gerrard. Aunque en la mayoría de partidos el seleccionador inglés, Fabio Capello, ha optado por un 4-4-2 con Rooney en compañía de los delanteros Emile Heskey o Peter Crouch, el jugador leyenda Hurst cree que Gerrard, un centrocampista atacante, podría aportar una gran amenaza en combinación con el goleador del Manchester United.
"Estoy convencido de que el 4-5-1 es la formación que debería jugar" y "creo que nuestra mejor combinación para competir con los mejores sería la de Rooney y Gerrard", sentenció el ex futbolista.
Desde que tomó el cargo en enero de 2008, Capello ha hecho distintos ajustes con en las alineaciones, integrando ocasionalmente un 4-5-1 con un centrocampista atacante posicionado justo por detrás de Wayne Rooney.
Precisamente ese puesto es con el que más familiarizado está Gerrard tras haber jugado en él toda la temporada, como apoyo del talismán del Liverpool, Fernando Torres.
Tras anunciar el martes su plantilla definitiva para el Mundial, para la que tuvo que descartar a siete jugadores, Capello tiene ahora diez días para decidir el once inicial que colocará ante Estados Unidos en Phokeng el 12 de junio.
Podría ser determinante en esa decisión la forma de Wayne Rooney, de 24 años, que no pudo completar la temporada de liga debido a que encadenó una lesión de tobillo con molestias en la ingle lo que, sin embargo, no preocupa a Hurst. Sobre las opciones de Inglaterra en el campeonato, el autor del "hat-trick" que dio la victoria a su país en el Mundial de 1966 dijo: "esta es la última oportunidad que tiene Inglaterra de ganar por un tiempo porque tiene a jugadores clave para los que ésta podría ser su última Copa del Mundo".
Es el caso del militante del Chelsea, John Terry, que perdió la capitanía de la selección este año cuando salió a la luz su romance con la que fue pareja de un ex compañero de equipo, en los "blues". También el actual capitán, el defensa Rio Ferdinand (Manchester United), Steven Gerrard y Frank Lampard, ambos del Liverpool, y quizá Ashley Cole (Chelsea) podrían estar dirigiéndose a su último Mundial.