Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez decide liberar a los misioneros acusados del secuestro de 33 niños haitianos

La fuente ha declarado que el juez ha llegado a la conclusión de que "no hay nada que pruebe intenciones delictivas por parte de los estadounidense".
Los padres hicieron esta petición al salir de la fiscalía, donde fueron escuchados por el juez Bernard Saint-Vil, mientras los diez estadounidenses permanecían en el lugar para ser oídos.
Los norteamericanos podrían quedar en libertad, después de permanecer retenidos desde el pasado 29 de enero, cuando fueron apresados en la frontera con República Dominicana.
Los estadounidenses, cinco hombres y cinco mujeres pertenecientes a la organización baptista "Refugio de Niños Nueva Vida", fueron detenidos a finales de enero, cuando iban a la República Dominicana en un autobús con los menores, de entre dos y doce años, para, supuestamente, ofrecerles una vida mejor lejos del caos de su país tras el sismo.
Cinco padres del grupo de 33 niños que supuestamente trataron de sacar de Haití han pedido también la liberación de los detenidos y han explicado que ellos entregaron a sus hijos por voluntad propia.
"Nosotros los entregamos", afirmaron los padres, quienes explicaron que deseaban que sus niños pudieran "beneficiarse de oportunidades" y acceder a "otra educación".
Los 33 menores permanecen en las instalaciones de Aldeas Infantiles SOS en Puerto Príncipe, donde se encuentran "bastante bien integrados, sanos y creciendo", según el director del proyecto de emergencia de esta organización, Edgar Orantes.