Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cómo librar a tu hijo de la gripe A en el colegio

Prevenir la gripe A. Esa es la consigna de la mayoría de consejerías de Educación y Sanidad de las Comunidades Autónomas. Para ello, lo más importante será extremar la higiene. Los escolares tendrán que lavarse las manos varias veces al día y evitar el intercambio de material escolar y juguetes. Todas las Comunidades están editando folletos explicativos con estas medidas, que se repartirán entre los alumnos, y que Castilla y León o País Vasco, por ejemplo, ya han colgado en las página web de sus consejerías de Sanidad. A los padres se les hará llegar también una carta informativa.
Aunque el protocolo general para todo el país se ultimará los próximos 31 de agosto y 1 de septiembre cuando los consejeros de Sanidad de las CCAA (en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud ) se reunan con la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, y con el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, muchas CCAA ya han establecido medidas preventivas. 
En el País Vasco, la consejería de Sanidad ha establecido un protocolo por el que los niños deberán lavarse las manos cinco veces dentro del horario lectivo. Lo primero que tendrán que hacer al llegar al colegio será ir al lavabo y hacer uso de jabón líquido para frotarse palmas y dorsos, entrelazando los dedos, sin olvidar uñas, muñecas y la zona que rodea los pulgares. Para secarse se utilizarán siempre toallas de papel. La misma operación se repetirá al volver del recreo, antes de comer, después de ir al baño y al salir del centro.
En Cataluña, al inicio del curso escolar, los profesores impartirán unas clases sobre cómo evitar los contagios, por ejemplo, con la utilización de pañuelos de papel desechables, higiene de manos con agua y jabón durante un periodo determinado de tiempo, taparse la boca y la nariz cuando se tose y estornuda. En esta labor pedagógica se pedirá la colaboración de las asociaciones de padres de alumnos.
Imagen del folleto informativo colgado en la página web de la consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León.
Control del absentismo
Además de estas medidas preventivas, algunas comunidades ya han presentado los protocolos que seguirán para controlar los niños que faltan al colegio por el nuevo virus.
La Xunta de Galicia ha explicado que controlará el absentismo escolar para detectar posibles brotes de gripe A cuando el absentismo por motivos de salud supere el 15% del alumnado de un centro escolar o el 20% de los niños y niñas de una misma clase. Cada caso se analizará para tomar las medidas oportunas en cada momento.
En el País Vasco, los centros educativos tendrán que proporcionar a los responsables educativos un "parte diario de ausencias e incidencias" tanto de profesores o alumnos. Ante la aparición de un posible caso de gripe en un aula, el alumno afectado deberá separarse del resto hasta que lo recojan sus familiares o tutores. Si se confirma el contagio, el enfermo deberá permanecer en su casa hasta veinticuatro horas después de que desaparezca la sintomatología y nunca menos de siete días naturales.
La Junta de Castilla y León tendrá también un protocolo de seguimiento similar. La Consejería de Educación informará a diario a la de Sanidad de las faltas de asistencia a clase que se registren en los centros por la gripe A. Hasta ahora el parte de asistencia se controlaba semanalmente. La intención es tener una "fotografía permanente" de la situación para actuar en consecuencia. La consellería de Educación y Cultura de Baleares también ha establecido un dispositivo para hacer un seguimiento exhaustivo del desarrollo de la gripe A en las aulas.
¿Cerrar o no cerrar las aulas?
Aunque el cierre de aulas ante un contagio general de los alumnos es una decisión que se tomará en el seno del Consejo Interterritorial, algunas comunidades ya han establecido ciertos criterios a seguir.
Cataluña todavía no ha fijado el número de contagios que comportará el cierre de un aula, pero podría variar entre tres o cuatro niños afectados. El resto de alumnos deberán pasar un periodo variable de cuarentena en sus propias casas, aproximadamente de una semana de duración o cuando remita la fiebre del niño afectado.
En Castilla y León, la Consejería de Sanidad no recomienda cesar la actividad si parecen algunos casos ni medidas de cuarentena "para los alumnos o personal considerados contactos"; y se informará además a los padres y trabajadores de que ante la presencia de algún síntoma de la gripe A "permanezcan en su casa y contacten con los servicios sanitarios".
En el País Vasco, "no contemplamos medidas como ésa en el nivel actual de contagio. A día de hoy no sabemos qué requisitos obligan a cerrar un aula. Antes de cerrar existen otras medidas que se pueden adoptar, como agrupar aulas", ha indicado la consejera de Educación, Isabel Celaá.
Calendario escolar
Los primeros alumnos en incorporarse serán los gallegos del primer ciclo de infantil, que comenzarán el mismo 1 de septiembre. Los navarros comenzarán el jueves 3 y los madrileños el viernes 4. El lunes 7 lo harán los vascos, el martes 8 los alumnos de Aragón, Canarias y La Rioja y el día 10 los de Andalucía, Castilla-La Mancha y Castilla y León. El día 11 será el turno para los escolares de Asturias y Baleares. Los últimos serán los cántabros, catalanes, extremeños y murcianos que volverán a las aulas el 14 de septiembre.