Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La lluvia deja innumerables destrozos en toda la península

En apenas cuarenta y cinco minutos en Lebrija cayeron hasta 52 litros por metro cuadrado. Una tremenda tromba de agua que no sólo convirtió las calles de la localidad sevillana en ríos. Una importante tormenta eléctrica provocó además numerosos daños en los transformadores de luz de varios edificios, provocando el pánico. Los vecinos, aún hoy, siguen sin creerse que un rayo impactara anoche contra el cuadro eléctrico de su vivienda. La fuerza de la explosión levantó toda la acera y dejó el bloque sin luz, además de provocar una intensa humareda, aunque sin provocar daños personales.

La tormenta ha afectado principalmente al sur y centro de la Península. En el centro de Madrid cayeron hasta 20 litros por metro cuadrado en la noche del sábado, provocando la caída de árboles y ramas.