Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La lucha por el tercer título del 'siete' español

El asturiano, campeón en 2005 y 2006, parte como uno de los grandes favoritos tras su brillo en el último tramo de la pasada temporada. En su octava campaña como profesional, el ovetense ha recuperado la alegría que perdió con su complicado paso por McLaren y lo ha demostrado en una pretemporada en la que ha sido el único en plantar cara a los sorprendentes BrawnGP.

El asturiano aterriza en el circuito semiurbano de Albert Park confiado en sus posibilidades y con ganas de comenzar con un triunfo. Además, guarda gratos recuerdos del trazado 'aussie' ya que ha subido al podio en cuatro ocasiones: victoria en 2006, segundo en 2007 y tercero en 2004 y 2005; y el año pasado, pese a la debilidad de su 'R28', firmó una meritoria cuarta posición.
Ferrari, el peligro de cada temporada
Brawn GP, ¿la sorpresa?

Aunque el pupilo de Flavio Briatore siempre apuesta por la cautela, en los últimos meses se le ha visto muy optimista. No obstante, las incógnitas reinan en estos días previos a que se apaguen los semáforos. Como es habitual, Ferrari, con Raikkonen y Massa, parte como gran rival a batir. Además, los dos pilotos llegan con la moral por las nubes, y conscientes de que en cuanto comiencen a mostrar signos de debilidad, la prensa sentará a Alonso en su bólido.

Mientras que McLaren, que defiende el título de pilotos con Hamilton, ha sido la gran decepción de la pretemporada y desde Woking ya se ha reconocido que sufrirán en el primer tramo del año. Sin embargo, el ambicioso inglés no va a renunciar a nada y aunque tenga una desventaja con sus rivales, luchará por revalidar el título.



Además, los BrawnGP, con un rejuvenecido Barrichello, y Button a los mandos, quieren confirmar desde el domingo las buenas sensaciones de la pretemporada, en la que a pesar de acudir sólo a los dos últimos test del año, han sido los más rápidos.

A pesar de llevar un difusor que ha levantado las voces del resto de equipos contra la FIA por considerarlo ilegal, Button y Barrichello aseguran estar dispuestos a luchar por el título.

Por su parte, BMW-Sauber intentará seguir la estela de los dos últimos años con Kubica y Heidfeld ya acostumbrados a pelear por los podios, pero que deberán intentar ser más regulares. Toyota sigue confiando en Trulli y Glock, Red Bull ha fichado a la 'perla' alemana Sebastian Vettel para formar pareja con el veterano Mark Webber y Toro Rosso cuenta en sus filas con el único 'rookie' del año, el suizo Sebastien Buemi. AC